Pensiones: Los pensionistas perderán poder adquisitivo por el encarecimiento de la energía, Patrimonio, EL PA – S

converters torque

Los pensionistas perderán poder adquisitivo por el encarecimiento de la energía


Madrid 22 NOV 2016 – 16:40 CET


Cuatro abriles luego las pensiones volverán a perder poder adquistivo. La última vez fue en 2012. Este año el acelerón de los precios en los últimos meses, provocado por el acrecentamiento de la energía, llevará al IPC en diciembre cerca del aumento anual del 1%, según varios servicios de estudio privados. Esto hará insuficiente para amparar la capacidad de transacción de las pensiones la subida del 0,25% registrada en enero aplicando el mecanismo de modernización que entró en vigor en 2013, que no prevé una revisión de acuerdo a la marcha de los precios.


Mujeres jubiladas en el Retiro (Madrid). jaime villanueva


A comienzos de año, el barril de petróleo cotizaba un poco por encima de los 25 dólares. Ahora roza los 50. Esta crecimiento ha tenido su reflexivo, casi paralelo, en la crecimiento del índice de precios al consumo en España (IPC), que en los últimos dos meses ha pasado de estar en el -0,1% en agosto al 0,7% en octubre. Y la subida no se va a detener aquí. Para el próximo diciembre, Funcas. el servicio de descomposición y previsiones de las antiguas cajas de ahorros, y el Instituto Flores de Lemus, dependiente de la Universidad Carlos III, calculan que la inflación se situará en el 0,9%.


MÁS INFORMACIÓN



  • Acuerdo urgente para amparar las pensiones

  • El pago en pensiones crece en noviembre un 3,1% y bate otro récord

  • La financiación de la viudez irrumpe en la reforma de la Seguridad Social

  • Hay vida aunque se agote la ‘hucha de las pensiones’

  • La caída del Fondo de Reserva reduce un 26% el ingreso patrimonial de la Seguridad Social


santander prestamos telefono

En el faltriquera de los 8,5 millones de pensionistas que hay en España, esto se traducirá en la primera pérdida de poder adquisitivo por primera vez desde 2012. En concreto, el retroceso se situará entre las seis y las siete décimas, ya que el incremento a comienzos de año fue del 0,25% si las citadas casas de disección aciertan.


La cariño de los precios en los últimos primaveras ha llevado a que los pensionistas ganen poder adquisitivo desde 2013 a pesar de que en 2014 y en 2015 el aumento fue además de ese 0,25%. Han reformista entre 2,2 y 3,2 puntos .


Estos leves incrementos tienen relación directa con el nuevo sistema de aggiornamento anual de las pensiones, que se aprobó en 2013 y que no contempla una cláusula de aval como tenía la regulación antigua (aunque este punto dejó de aplicarse en 2010). El mecanismo consiste en una fórmula que tiene en cuenta los ingresos y los gastos de la Seguridad Social a lo liberal de un ciclo de 11 abriles, en el que el examen para el que se realiza el cálculo se sitúa en el centro. La norma establece que el resultado nunca puede dar una subida de pensiones que supere en 0,5 puntos el IPC ni un incremento último al 0,25%. Como el instituto previsor está en números rojos desde 2011, desde que está en vigor el Índice de Revalorización de las Pensiones (nombre oficial de la fórmula), el aumento ha sido el reducido, un 0,25%.


Pero la postración del IPC se ha rematado. La consecuencia será que tomando como narración con la inflación de diciembre los pensionistas perderán poder adquisitivo. No sería este el caso si en empleo de utilizar el cantidad de final de año se usara la media de todo 2016. Entonces la desarrollo de los precios será de una caída de 0,3%.


La subyacente en el 0,8%


Sin confiscación, hay que tener en cuenta que para las personas de anciano momento tiene mucha importancia la inflación subyacente por sus hábitos de consumo. Este índice, en el que se eliminan los componentes más volátiles del IPC (alimentos frescos y energía), lleva desde la segunda medio de 2015 cerca del 1% y cerrará este año entre el 0,7% y el 0,8%. Esto explica en este caso la media sí que acabe muy por encima del 0,25%, en concreto. Los cálculos de Funcas apuntan que acabará en el 0,8%, dos décimas más que en 2015.


Lo sucedido este año no parece que vaya a ser un hecho separado. En 2017 las pensiones volverán a subir un 0,25%. Este año las finanzas de la Seguridad Social han vuelto a empeorar, el adeudo rondará los 18.000 millones. De hecho, el comunidad de investigación en Pensiones de la Universidad de Valencia, compuesto por un reunión de actuarios dirigidos por Enrique Devesa, ha calculado que el año próximo las pensiones deberían descabalgar un 3,1% si el mecanismo de revalorización en vigor actuara sin límites.


Y esta vez los precios no aliviarán la situación, según apuntan todas las previsiones recientes sobre inflación. El incremento del petróleo y el previsible repunte del proteccionismo llevan a los expertos a anticipar que el IPC en 2017 seguirá subiendo, especialmente en los primeros meses del año, cuando tocará el 2%. Seguidamente aflojará el ritmo, pero no se alejará del entorno del 1%.


En la misma semirrecta se sitúa el Gobierno, que para el año que viene calcula que el deflactor del consumo privado —un índice contiguo al IPC— se situará en una media del 1,3%.


La pensión media sube un 13,5% desde el inicial Pacto de Toledo


La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, comparece hoy delante el Pacto de Toledo, la comisión parlamentaria que proxenetismo los asuntos de pensiones. Será el principio oficial y divulgado de los trabajos que, si se cumple la tradición, acabarán en un documento con un amplio apoyo parlamentario que recobe una serie de recomendaciones que serán la saco de una posterior reforma de la Seguridad Social. En esta ocasión, el objetivo prioritario claro por todos los grupos parlamentarios no es ajustar el sistema o recortarlo sino recolectar más capital al instituto previsor, en pérdidas desde 2011.


Precisamente ese año el Pacto de Toledo emitió sus últimas recomendaciones. Fue el texto que dio pie al retraso de la existencia de retiro permitido de 65 a 67 primaveras. Asimismo abrió la puerta a la creación de un creador de sostenibilidad. Entonces la pensión media rozaba los 800 euros. Hoy se sitúa en 908, un 13,5% más que entonces.


La viejo parte de este incremento no se debe a las actualizaciones anuales sino al sorpresa sustitución. Este consiste en que los nuevos pensionistas tienen derecho a cobrar prestaciones más altas de las que tenían los que fallecen, lo que se traduce en un incremento de la pensión media. En lo que va de 2016, la cuantía media de las nuevas prestaciones asciende a 1.060,93 euros al mes. Las bajas, por su parte, se quedan en 821,77 euros mensuales.

Ver este video: Como traicionar por telefono 1 Mini curso de ventas