PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS A CORTO PLAZO

santander prestamo para casa

Los préstamos bancarios a corto plazo.


En muchas ocasiones, la financiación de los proveedores de los factores no es suficiente, y la empresa acude a entidades financieras a solicitar un préstamo a corto plazo para cubrir sus deyección de financiación del activo corriente. En otras ocasiones, utiliza los préstamos bancarios, porque son más baratos que el crédito comercial.


Suelen soportar un tipo de interés más elevado que los préstamos a espléndido plazo.


Las garantías exigidas por las entidades financieras suelen coincidir con las comentadas en el caso de los préstamos a derrochador plazo.


Las pólizas de crédito.


Se manejo de uno de los intrumentos financieros más utilizados para hacer frente a déficits de intendencia.


Una cuenta de crédito es un entendimiento mediante el cual, una entidad bancaria pone a disposición de un cliente una cantidad de fortuna o linde de crédito. El cliente va disponiendo de ese capital a medida que lo necesita, teniendo que avalar intereses por las cantidades dispuestas y una comisión por el renta no utilizado.


La póliza de crédito es el documento en el que se formalizan las cuentas de crédito. En este documento se recogen las condiciones generales y particulares acordadas por las partes. La póliza es intervenida por un fedatario sabido, acreditando las condiciones particulares del resolución.


Otras características de las cuentas de crédito son las siguientes:


· Los plazos de concesión del crédito suelen ser por semestres y abriles renovables.


· Una vez abierta la cuenta de crédito, la entidad bancaria carga en la misma los gastos iniciales de la operación que son por cuenta del cliente: comisión de transigencia (en tanto por mil sobre el orilla del crédito concedido); gastos de corretaje (derivados de la intervención del fedatario notorio, todavía se calculan aplicando un tanto por mil sobre el confín del crédito concedido); etc.


· El titular de la cuenta de crédito puede efectuar pagos a través de ella, como en una cuenta corriente frecuente (domiciliaciones, cheques, etc.). De la misma forma, el titular puede realizar ingresos en la cuenta, con el fin de achicar el saldo dispuesto.


· El cliente puede sobrepasar el meta de la cuenta de crédito, es proponer, puede sacar más pasta del inicialmente previsto. En estas circunstancias, se le aplica un interés diverso por el haber excedido, que es superior al interés aplicable por disposiciones internamente de los límites acordados.


· La entidad bancaria cobra una comisión de no disponibilidad. que se calcula sobre el saldo medio no dispuesto en relación con el periferia (puede obtener hasta el 1%). Otra de las comisiones que puede cobrar la entidad bancaria es la que se aplica sobre el longevo saldo excedido.


· La balance de intereses y de la comisión de no disponibilidad se suele realizar de forma trimestral.


· La abrogación de la cuenta puede perpetrarse en el momento en que lo desee el cliente, u obligatoriamente en la vencimiento en que finalice el período estipulado (a menos que éste sea renovable). El cliente reintegra el saldo que hubiera a honra de la entidad, quedando extinguidas las relaciones entre ambas partes.


Los descubiertos en cuenta corriente.


Otro tipo de crédito bancario es el descubierto en cuenta. Si la empresa tiene una cuenta corriente abierta en un sotabanco y esta cuenta tiene saldo a su valimiento, es acreedora del mismo, pero, si en algún momento ese saldo pasa a ser benévolo a la entidad bancaria (lo que en términos coloquiales se denomina “números rojos”), ésta será acreedora de la empresa y, por consiguiente, la empresa tendrá un débito. En este postrero caso, el interés que tiene que avalar la empresa por ese saldo deudor es mucho más elevado que el que se pacta para los saldos acreedores.


Es habitual que las entidades fijen un mayor para el descubierto y que cobren a sus clientes una comisión de descubierto (el valía medio de esta comisión se sitúa cerca del 4%). Todo ello debe estar recogido en el correspondiente anuencia bancario de cuenta corriente.


Última aggiornamento Viernes, 13 de Mayo de 2011 09:25

PRÉSTAMOS Y CRÉDITOS BANCARIOS A CORTO PLAZO

Los préstamos bancarios a corto plazo.


En muchas ocasiones, la financiación de los proveedores de los factores no es suficiente, y la empresa acude a entidades financieras a solicitar un préstamo a corto plazo para cubrir sus evacuación de financiación del activo corriente. En otras ocasiones, utiliza los préstamos bancarios, porque son más baratos que el crédito comercial.


Suelen soportar un tipo de interés más elevado que los préstamos a desprendido plazo.


Las garantías exigidas por las entidades financieras suelen coincidir con las comentadas en el caso de los préstamos a dilatado plazo.


Las pólizas de crédito.


Se proxenetismo de uno de los intrumentos financieros más utilizados para hacer frente a déficits de pagaduría.


Una cuenta de crédito es un resolución mediante el cual, una entidad bancaria pone a disposición de un cliente una cantidad de monises o periferia de crédito. El cliente va disponiendo de ese cuartos a medida que lo necesita, teniendo que avalar intereses por las cantidades dispuestas y una comisión por el hacienda no utilizado.


La póliza de crédito es el documento en el que se formalizan las cuentas de crédito. En este documento se recogen las condiciones generales y particulares acordadas por las partes. La póliza es intervenida por un fedatario notorio, acreditando las condiciones particulares del acuerdo.


Otras características de las cuentas de crédito son las siguientes:


· Los plazos de concesión del crédito suelen ser por semestres y abriles renovables.


· Una vez abierta la cuenta de crédito, la entidad bancaria carga en la misma los gastos iniciales de la operación que son por cuenta del cliente: comisión de comprensión (en tanto por mil sobre el frontera del crédito concedido); gastos de corretaje (derivados de la intervención del fedatario divulgado, asimismo se calculan aplicando un tanto por mil sobre el margen del crédito concedido); etc.


· El titular de la cuenta de crédito puede efectuar pagos a través de ella, como en una cuenta corriente natural (domiciliaciones, cheques, etc.). De la misma forma, el titular puede realizar ingresos en la cuenta, con el fin de ceñir el saldo dispuesto.


· El cliente puede sobrepasar el coto de la cuenta de crédito, es sostener, puede sacar más parné del inicialmente previsto. En estas circunstancias, se le aplica un interés diverso por el caudal excedido, que es superior al interés aplicable por disposiciones interiormente de los límites acordados.


· La entidad bancaria cobra una comisión de no disponibilidad. que se calcula sobre el saldo medio no dispuesto en relación con el divisoria (puede conseguir hasta el 1%). Otra de las comisiones que puede cobrar la entidad bancaria es la que se aplica sobre el longevo saldo excedido.


· La baratura de intereses y de la comisión de no disponibilidad se suele realizar de forma trimestral.


· La abrogación de la cuenta puede suceder en el momento en que lo desee el cliente, u obligatoriamente en la época en que finalice el período estipulado (a menos que éste sea renovable). El cliente reintegra el saldo que hubiera a protección de la entidad, quedando extinguidas las relaciones entre ambas partes.


Los descubiertos en cuenta corriente.


Otro tipo de crédito bancario es el descubierto en cuenta. Si la empresa tiene una cuenta corriente abierta en un faja y esta cuenta tiene saldo a su crédito, es acreedora del mismo, pero, si en algún momento ese saldo pasa a ser conveniente a la entidad bancaria (lo que en términos coloquiales se denomina “números rojos”), ésta será acreedora de la empresa y, luego, la empresa tendrá un débito. En este postrero caso, el interés que tiene que retribuir la empresa por ese saldo deudor es mucho más elevado que el que se pacta para los saldos acreedores.


Es habitual que las entidades fijen un mayor para el descubierto y que cobren a sus clientes una comisión de descubierto (el valencia medio de esta comisión se sitúa cerca del 4%). Todo ello debe estar recogido en el correspondiente arreglo bancario de cuenta corriente.


Última modernización Viernes, 13 de Mayo de 2011 09:25

Ver este video: requisitos para crédito hipotecario santander



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *