El préstamo hipotecario

10 ejemplos de prestamo lexico

Hay un momento para estudiar, trabajar, independizarse, formar
una comunidad, jubilarse: le ofrecemos faro y herramientas para que maneje
su peculio en las distintas etapas de la vida.


La financiación hipotecaria es la más utilizada en nuestro país para la negocio de inmuebles. Se puede contratar un préstamo o un crédito hipotecario. La diferencia reside en que el préstamo se refiere a una cantidad determinada que se entrega al cliente, y que éste se obliga a devolver. En el caso del crédito, se pone a disposición del cliente una cantidad que será o no utilizada en su totalidad: el cliente sólo tendrá que remunerar intereses por la cantidad de la que haya dispuesto, que es la que tendrá que devolver.


Para la concesión de un préstamo hipotecario, las entidades exigen como fianza, por otra parte de la personal de quien lo solicita, el propio inmueble, que pasará a ser propiedad de la entidad financiera en caso de impago.


Esta respaldo verdadero dota de longevo seguridad a la operación, lo que significa menos aventura para su bandada o caja. Por ello, en comparación con los préstamos personales, los tipos que se cobran son más bajos y los plazos para su devolución mucho más largos.


Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una cartilla o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios, donde se le abonará el coste de su crédito y donde se le pasarán las cuotas mensuales.


Requisitos


Como ya hemos comentado los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un valor mayor equivalente al 80% del valía de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota no sobrepase el techo de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


Pero hay otros factores que las entidades consideran importantes para determinan su capacidad de plazo, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



  • DNI / Pasaporte / Maleable de residencia (NIE)

  • Su última Revelación de la Renta

  • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

  • La última explicación de IVA si trabaja por cuenta propia

  • Un referencia de tasación de la vivienda

  • Comprobación registral (nota simple)


Modalidades de préstamos hipotecarios


El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su plata. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o compuesto.


Tipo de interés fijo: El tipo de interés, y por lo tanto la cuota mensual a enriquecer, permanecen inamovibles durante toda la vida del préstamo. La delantera de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto debe sufragar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, los tipos de interés fijos son más altos que los variables y los plazos de amortización de la hipoteca, más cortos (por lo universal el plazo mayor es de 20 primaveras).


Tipo de interés variable: El tipo de interés variable se revisa periódicamente (anual, semestral o trimestralmente) y se ajusta a la cotización de algún índice de narración, como el Euribor* (por ejemplo, Euribor + 0,5). La delantera de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suelen ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 primaveras o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el peligro de satisfacer una cuota decano si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.


Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubir el aventura de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que acreditar y una cuota mensual determinada. Sin requisa, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que avalar al costado, y a veces estos importes pueden datar a ser muy elevados.


Tipo de interés fósforo: En este caso, se cobra un interés fijo durante un período auténtico (suele ser de 3-5 primaveras) que luego pasa a ser un tipo variable. Esta cuota subirá o bajará según la progreso del tipo de interés empleado como índice de narración.


* Algunos de los tipos de interés de narración oficiales para préstamos hipotecarios:



  • El Euribor es la “relato interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Alianza Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la narración más utilizada.

  • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La crecimiento de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

  • El IRPH entidades (Índice de Narración de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, plazo en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

  • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de narración fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


La cuota mensual


La cuota mensual está compuesta por la parte del plata prestado que usted está devolviendo (hacienda amortizado) ese mes más los gastos de intereses. La cuantía de esta cuota depende de los siguientes factores :



  • El precio del hacienda prestado

  • El tipo de interés

  • El plazo

  • La modalidad de cálculo


Para calcular la cuota se utiliza, normalmente, la modalidad de sistema financiero constante, incluso conocida como "sistema francés". Así, la mensualidad (haber amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (menos cuando se hace la revisión por la fluctuación de los tipos de interés en las hipotecas variables), pero, en cada cuota, los porcentajes de caudal amortizado e intereses varían.


El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el renta irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del hacienda irresoluto. Pero con cada cuota, el renta se reduce un poquito por lo que el mes sucesivo estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la mensualidad es la misma, significa que estará amortizando longevo cantidad de hacienda. Y así sucesivamente.


Para ver con más detalle los préstamos hipotecarios, consulte la sección correspondiente en el módulo sobre "La propuesta de productos y servicios financieros" .


Igualmente recomendamos adivinar la Finalidad de entrada al préstamo hipotecario (abre en otra ventana), publicada por el Mesa de España. Contiene explicaciones de todos los aspectos relacionados con este producto, incluyendo la seguro universal y opciones de dación en cuota, cláusulas suelo, mecanismos de cobertura y toda la información que un consumidor necesita tener antiguamente de solicitar un crédito o préstamo con señal hipotecaria.


La finanzas en las etapas de la vida

El préstamo hipotecario

Hay un momento para estudiar, trabajar, independizarse, formar
una clan, jubilarse: le ofrecemos derrotero y herramientas para que maneje
su patrimonio en las distintas etapas de la vida.


La financiación hipotecaria es la más utilizada en nuestro país para la transacción de inmuebles. Se puede contratar un préstamo o un crédito hipotecario. La diferencia reside en que el préstamo se refiere a una cantidad determinada que se entrega al cliente, y que éste se obliga a devolver. En el caso del crédito, se pone a disposición del cliente una cantidad que será o no utilizada en su totalidad: el cliente sólo tendrá que respaldar intereses por la cantidad de la que haya dispuesto, que es la que tendrá que devolver.


Para la concesión de un préstamo hipotecario, las entidades exigen como seguro, por otra parte de la personal de quien lo solicita, el propio inmueble, que pasará a ser propiedad de la entidad financiera en caso de impago.


Esta respaldo verdadero dota de anciano seguridad a la operación, lo que significa menos aventura para su faja o caja. Por ello, en comparación con los préstamos personales, los tipos que se cobran son más bajos y los plazos para su devolución mucho más largos.


Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una cuaderno o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios, donde se le abonará el precio de su crédito y donde se le pasarán las cuotas mensuales.


Requisitos


Como ya hemos comentado los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un coste mayor equivalente al 80% del valía de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota no sobrepase el linde de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


Pero hay otros factores que las entidades consideran importantes para determinan su capacidad de cuota, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



  • DNI / Pasaporte / Maleable de residencia (NIE)

  • Su última Testimonio de la Renta

  • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

  • La última proclamación de IVA si trabaja por cuenta propia

  • Un crónica de tasación de la vivienda

  • Comprobación registral (nota simple)


Modalidades de préstamos hipotecarios


El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su billete. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o fósforo.


Tipo de interés fijo: El tipo de interés, y por lo tanto la cuota mensual a abonar, permanecen inamovibles durante toda la vida del préstamo. La superioridad de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto debe respaldar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, los tipos de interés fijos son más altos que los variables y los plazos de amortización de la hipoteca, más cortos (por lo común el plazo mayor es de 20 abriles).


Tipo de interés variable: El tipo de interés variable se revisa periódicamente (anual, semestral o trimestralmente) y se ajusta a la cotización de algún índice de relato, como el Euribor* (por ejemplo, Euribor + 0,5). La preeminencia de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suelen ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 primaveras o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el aventura de avalar una cuota veterano si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.


Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubir el aventura de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que acreditar y una cuota mensual determinada. Sin bloqueo, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que satisfacer al costado, y a veces estos importes pueden conmover a ser muy elevados.


Tipo de interés mezclado: En este caso, se cobra un interés fijo durante un período original (suele ser de 3-5 abriles) que luego pasa a ser un tipo variable. Esta cuota subirá o bajará según la transformación del tipo de interés empleado como índice de narración.


* Algunos de los tipos de interés de remisión oficiales para préstamos hipotecarios:



  • El Euribor es la “relato interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Tratado Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la narración más utilizada.

  • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La progreso de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

  • El IRPH entidades (Índice de Remisión de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres primaveras concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, plazo en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

  • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de narración fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


La cuota mensual


La cuota mensual está compuesta por la parte del cuartos prestado que usted está devolviendo (renta amortizado) ese mes más los gastos de intereses. La cuantía de esta cuota depende de los siguientes factores :



  • El precio del renta prestado

  • El tipo de interés

  • El plazo

  • La modalidad de cálculo


Para calcular la cuota se utiliza, normalmente, la modalidad de sistema financiero constante, todavía conocida como "sistema francés". Así, la mensualidad (haber amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (exceptuado cuando se hace la revisión por la fluctuación de los tipos de interés en las hipotecas variables), pero, en cada cuota, los porcentajes de caudal amortizado e intereses varían.


El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el caudal irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del renta irresoluto. Pero con cada cuota, el hacienda se reduce un poquito por lo que el mes venidero estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la mensualidad es la misma, significa que estará amortizando maduro cantidad de renta. Y así sucesivamente.


Para ver con más detalle los préstamos hipotecarios, consulte la sección correspondiente en el módulo sobre "La propuesta de productos y servicios financieros" .


Incluso recomendamos interpretar la Gurú de llegada al préstamo hipotecario (abre en otra ventana), publicada por el Cárcel de España. Contiene explicaciones de todos los aspectos relacionados con este producto, incluyendo la respaldo universal y opciones de dación en cuota, cláusulas suelo, mecanismos de cobertura y toda la información que un consumidor necesita tener ayer de solicitar un crédito o préstamo con señal hipotecaria.


La peculio en las etapas de la vida

El préstamo hipotecario

Repase todos los productos y servicios
financieros a su disposición:
bancarios, de seguros, de inversión.


Ayer de solicitar un préstamo hipotecario, recomendamos observar, adicionalmente de la información en está página, la Timonel de llegada al préstamo hipotecario. publicado por el Asiento de España, en la que encontrará explicaciones detalladas sobre todos los instrumentos y aspectos más importantes de este producto.


Definición


El préstamo hipotecario es el producto que le permite disponer de la cantidad necesaria para comprar o rehabilitar una vivienda u otro inmueble.


Como ya dijimos, las entidades de crédito exigen una seguro antiguamente de conceder un préstamo. En el caso de los hipotecarios, el titular del préstamo pone de seguro (hipoteca) el propio inmueble, que pasará a la entidad financiera en caso de impago. Adicionalmente de esta fianza hipotecaria usted ofrece, como en un préstamo personal, su aval personal.


Características


La fianza efectivo del adecuadamente hipotecado dota de maduro seguridad a la operación, lo que supone menos aventura para la entidad financiera. Por ello, y por las elevadas cantidades que se solicitan para comprarse una casa, los plazos para su devolución son más largos y los tipos de interés, inferiores a los de los préstamos personales. Entreambos nociones caracterizan sobre todo a los préstamos hipotecarios.


Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una bloque o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios. Es afirmar, tendrá que tener abierta una cuenta a la clarividencia en la que se abonará el valía del préstamo y se cobrará el cuota de las cuotas mensuales.


Adecuado a la larga duración e precio crematístico del préstamo, la contratación de una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes para una comunidad o individuo.


Modalidades de préstamos hipotecarios


El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su metálico. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o heterogéneo.



  • Tipo de interés fijo. El tipo de interés y por lo tanto la cuota mensual a enriquecer permanecen fijos durante toda la vida del préstamo. La superioridad de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto tendrá que respaldar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, en el momento de la contratación se suele establecer un tipo superior que para las hipotecas de tipo variable. Los plazos de amortización permitidos asimismo son más cortos; se suele fijar un mayor de 20 primaveras.

  • Tipo de interés variable. El tipo de interés variable se revisa anual o semestralmente (en ocasiones trimestralmente) y se ajusta a las condiciones de mercado en ese momento, de acuerdo con algún índice de remisión, como el Euribor* (por ejemplo, euribor + 2,1). La delantera de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés auténtico suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suele ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 abriles o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el aventura de tener que acreditar una cuota decano si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.

Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubrir el aventura de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que avalar y una cuota mensual determinada. Sin confiscación, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que remunerar al faja, y a veces estos importes pueden alcanzar a ser muy elevados.



  • Tipo de interés compuesto. En este caso, se cobra un interés fijo durante un período auténtico (suele ser de entre tres y cinco primaveras) que luego pasa a ser un tipo variable. Podría subir o desmontar la cuota a satisfacer en función de la progreso del tipo de interés de la narración utilizada.


  • * Algunos de los tipos de interés de remisión oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “remisión interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Agrupación Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la narración más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La progreso de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Remisión de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, aniversario en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de remisión fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    Hay que rememorar que el tipo de interés variable dependerá no sólo del tipo de relato, sino del tipo de remisión + el diferencial (por ejemplo, Euribor + 2,1 %). Es la suma del tipo de remisión más el porcentaje adicional lo que determina que una propuesta sea mejor que otra.


    En abril de 2012 desaparecieron como tipos de remisión el IRPH bancos, el IRPH cajas, el indicador CECA y el TAR, aunque el Bandada de España seguió publicando el valía de los índices hasta abril de 2013.


    Requisitos


    Normalmente, los bancos sólo concedan préstamos hipotecarios por un precio equivalente al 80% del valía de tasación, como mayor.


    Los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un precio mayor equivalente al 80% del valía de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota a abonar no sobrepase el linde de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que consideran importantes para determinar su capacidad de cuota, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Polímero de residencia (NIE)

    • Su última proclamación de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • Copia del arreglo de trabajo

    • La última explicación de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un noticia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)

    • Relación de su patrimonio en el momento de solicitar el préstamo (otros inmuebles en propiedad, coches, inversiones, cuentas bancarias, etc)


    Por otra parte, en caso de tener préstamos en otras entidades le pedirán autorización para consultar en la CIRBE el cuantía de sus deudas pendientes y mirarán en la almohadilla de datos de la RAI ASNEF para acechar si ha tenido algún impago.


    La cuota mensual


    La cuota mensual a acreditar está compuesta por la parte del metálico prestado que usted está devolviendo (caudal amortizado) ese mes, más los gastos de intereses. Depende de:



    • El coste del caudal prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Normalmente se calcula la cuota utilizando la modalidad de sistema de amortización constante, asimismo conocido como sistema francés. Significa que la cuota total a respaldar (haber amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (ileso cuando se hace la revisión por subidas o bajadas de tipos de interés en las hipotecas de tipo variable), pero los porcentajes de caudal amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el caudal irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del haber irresoluto. Pero con cada cuota el haber irresoluto se reduce un poquito por lo que el mes posterior estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la cuota total es la misma, significa que estará amortizando veterano cantidad con cada cuota. Y así sucesivamente.


    Gastos asociados


    Los gastos relacionados con la importación de la vivienda y formalización del préstamo hipotecario suponen en torno a del 10% del coste financiado, y siempre corren a cargo del comprador.


    Al precio de traspaso de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la formalización del préstamo hipotecario, que siempre corren a cargo del comprador, y gastos de compraventa.



    • Tasación

    • Notarías

    • Gestores

    • Comprobación registral

    • Comisiones de tolerancia o de subrogación

    • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca

    • Seguro de daños.


    El seguro de protección de pagos y el seguro multirriesgo del hogar son opcionales. No obstante, la entidad podría poner la contratación de uno o uno y otro como condición para negociar una mejoramiento del tipo de interés.


    Los gastos totales de la operación suponen, de media, aproximadamente del 10% del cuantía financiado. Es opinar, para una hipoteca de 200.000 € desembolsará unos 20.000 € en gastos no recuperables (encima de la entrada).


    La propuesta de productos y servicios financieros

    El préstamo hipotecario

    Repase todos los productos y servicios
    financieros a su disposición:
    bancarios, de seguros, de inversión.


    Antaño de solicitar un préstamo hipotecario, recomendamos acertar, encima de la información en está página, la Enseñanza de camino al préstamo hipotecario. publicado por el Lado de España, en la que encontrará explicaciones detalladas sobre todos los fundamentos y aspectos más importantes de este producto.


    Definición


    El préstamo hipotecario es el producto que le permite disponer de la cantidad necesaria para comprar o rehabilitar una vivienda u otro inmueble.


    Como ya dijimos, las entidades de crédito exigen una señal ayer de conceder un préstamo. En el caso de los hipotecarios, el titular del préstamo pone de fianza (hipoteca) el propio inmueble, que pasará a la entidad financiera en caso de impago. Adicionalmente de esta aval hipotecaria usted ofrece, como en un préstamo personal, su seguro personal.


    Características


    La respaldo actual del aceptablemente hipotecado dota de longevo seguridad a la operación, lo que supone menos peligro para la entidad financiera. Por ello, y por las elevadas cantidades que se solicitan para comprarse una casa, los plazos para su devolución son más largos y los tipos de interés, inferiores a los de los préstamos personales. Entreambos fundamentos caracterizan sobre todo a los préstamos hipotecarios.


    Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una cartilla o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios. Es asegurar, tendrá que tener abierta una cuenta a la audiencia en la que se abonará el precio del préstamo y se cobrará el cuota de las cuotas mensuales.


    Oportuno a la larga duración e precio financiero del préstamo, la contratación de una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes para una comunidad o individuo.


    Modalidades de préstamos hipotecarios


    El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su cuartos. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o compuesto.



    • Tipo de interés fijo. El tipo de interés y por lo tanto la cuota mensual a fertilizar permanecen fijos durante toda la vida del préstamo. La superioridad de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto tendrá que respaldar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, en el momento de la contratación se suele establecer un tipo superior que para las hipotecas de tipo variable. Los plazos de amortización permitidos todavía son más cortos; se suele fijar un mayor de 20 abriles.

    • Tipo de interés variable. El tipo de interés variable se revisa anual o semestralmente (en ocasiones trimestralmente) y se ajusta a las condiciones de mercado en ese momento, de acuerdo con algún índice de narración, como el Euribor* (por ejemplo, euribor + 2,1). La superioridad de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés auténtico suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suele ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 abriles o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el aventura de tener que fertilizar una cuota decano si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.

    Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubrir el peligro de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que retribuir y una cuota mensual determinada. Sin retención, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que satisfacer al porción, y a veces estos importes pueden obtener a ser muy elevados.



  • Tipo de interés compuesto. En este caso, se cobra un interés fijo durante un período original (suele ser de entre tres y cinco abriles) que luego pasa a ser un tipo variable. Podría subir o descender la cuota a satisfacer en función de la desarrollo del tipo de interés de la relato utilizada.


  • * Algunos de los tipos de interés de remisión oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “relato interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Confederación Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la narración más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La crecimiento de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Narración de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, aniversario en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de narración fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    Hay que rememorar que el tipo de interés variable dependerá no sólo del tipo de remisión, sino del tipo de remisión + el diferencial (por ejemplo, Euribor + 2,1 %). Es la suma del tipo de remisión más el porcentaje adicional lo que determina que una propuesta sea mejor que otra.


    En abril de 2012 desaparecieron como tipos de remisión el IRPH bancos, el IRPH cajas, el indicador CECA y el TAR, aunque el Faja de España seguió publicando el valía de los índices hasta abril de 2013.


    Requisitos


    Normalmente, los bancos sólo concedan préstamos hipotecarios por un coste equivalente al 80% del valía de tasación, como mayor.


    Los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un precio mayor equivalente al 80% del valencia de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota a sufragar no sobrepase el remate de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que consideran importantes para determinar su capacidad de suscripción, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Maleable de residencia (NIE)

    • Su última explicación de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • Copia del resolución de trabajo

    • La última manifiesto de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un noticia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)

    • Relación de su patrimonio en el momento de solicitar el préstamo (otros inmuebles en propiedad, coches, inversiones, cuentas bancarias, etc)


    Encima, en caso de tener préstamos en otras entidades le pedirán autorización para consultar en la CIRBE el coste de sus deudas pendientes y mirarán en la almohadilla de datos de la RAI ASNEF para investigar si ha tenido algún impago.


    La cuota mensual


    La cuota mensual a enriquecer está compuesta por la parte del billete prestado que usted está devolviendo (haber amortizado) ese mes, más los gastos de intereses. Depende de:



    • El precio del caudal prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Normalmente se calcula la cuota utilizando la modalidad de sistema de amortización constante, incluso conocido como sistema francés. Significa que la cuota total a acreditar (caudal amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (incólume cuando se hace la revisión por subidas o bajadas de tipos de interés en las hipotecas de tipo variable), pero los porcentajes de caudal amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el caudal irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del hacienda irresoluto. Pero con cada cuota el haber irresoluto se reduce un poquito por lo que el mes subsiguiente estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la cuota total es la misma, significa que estará amortizando longevo cantidad con cada cuota. Y así sucesivamente.


    Gastos asociados


    Los gastos relacionados con la negocio de la vivienda y formalización del préstamo hipotecario suponen cerca de del 10% del valía financiado, y siempre corren a cargo del comprador.


    Al precio de saldo de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la formalización del préstamo hipotecario, que siempre corren a cargo del comprador, y gastos de compraventa.



    • Tasación

    • Notarías

    • Gestores

    • Comprobación registral

    • Comisiones de transigencia o de subrogación

    • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca

    • Seguro de daños.


    El seguro de protección de pagos y el seguro multirriesgo del hogar son opcionales. No obstante, la entidad podría poner la contratación de uno o uno y otro como condición para negociar una progreso del tipo de interés.


    Los gastos totales de la operación suponen, de media, rodeando del 10% del coste financiado. Es opinar, para una hipoteca de 200.000 € desembolsará unos 20.000 € en gastos no recuperables (adicionalmente de la entrada).


    La proposición de productos y servicios financieros

    El préstamo hipotecario

    Repase todos los productos y servicios
    financieros a su disposición:
    bancarios, de seguros, de inversión.


    Antaño de solicitar un préstamo hipotecario, recomendamos adivinar, encima de la información en está página, la Capitán de golpe al préstamo hipotecario. publicado por el Asiento de España, en la que encontrará explicaciones detalladas sobre todos los instrumentos y aspectos más importantes de este producto.


    Definición


    El préstamo hipotecario es el producto que le permite disponer de la cantidad necesaria para comprar o rehabilitar una vivienda u otro inmueble.


    Como ya dijimos, las entidades de crédito exigen una señal antiguamente de conceder un préstamo. En el caso de los hipotecarios, el titular del préstamo pone de señal (hipoteca) el propio inmueble, que pasará a la entidad financiera en caso de impago. Por otra parte de esta seguro hipotecaria usted ofrece, como en un préstamo personal, su respaldo personal.


    Características


    La fianza positivo del perfectamente hipotecado dota de viejo seguridad a la operación, lo que supone menos aventura para la entidad financiera. Por ello, y por las elevadas cantidades que se solicitan para comprarse una casa, los plazos para su devolución son más largos y los tipos de interés, inferiores a los de los préstamos personales. Los dos nociones caracterizan sobre todo a los préstamos hipotecarios.


    Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una bloc o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios. Es proponer, tendrá que tener abierta una cuenta a la tino en la que se abonará el precio del préstamo y se cobrará el plazo de las cuotas mensuales.


    Adecuado a la larga duración e cuantía crematístico del préstamo, la contratación de una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes para una clan o individuo.


    Modalidades de préstamos hipotecarios


    El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su monises. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o cerilla.



    • Tipo de interés fijo. El tipo de interés y por lo tanto la cuota mensual a retribuir permanecen fijos durante toda la vida del préstamo. La superioridad de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto tendrá que satisfacer cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, en el momento de la contratación se suele establecer un tipo superior que para las hipotecas de tipo variable. Los plazos de amortización permitidos además son más cortos; se suele fijar un mayor de 20 primaveras.

    • Tipo de interés variable. El tipo de interés variable se revisa anual o semestralmente (en ocasiones trimestralmente) y se ajusta a las condiciones de mercado en ese momento, de acuerdo con algún índice de remisión, como el Euribor* (por ejemplo, euribor + 2,1). La delantera de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés auténtico suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suele ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 abriles o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el aventura de tener que satisfacer una cuota longevo si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.

    Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubrir el peligro de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que remunerar y una cuota mensual determinada. Sin retención, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que acreditar al costado, y a veces estos importes pueden venir a ser muy elevados.



  • Tipo de interés compuesto. En este caso, se cobra un interés fijo durante un período auténtico (suele ser de entre tres y cinco primaveras) que luego pasa a ser un tipo variable. Podría subir o apearse la cuota a satisfacer en función de la crecimiento del tipo de interés de la remisión utilizada.


  • * Algunos de los tipos de interés de relato oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “remisión interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Agrupación Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la relato más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La crecimiento de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Relato de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres primaveras concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, plazo en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de relato fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    Hay que memorar que el tipo de interés variable dependerá no sólo del tipo de remisión, sino del tipo de narración + el diferencial (por ejemplo, Euribor + 2,1 %). Es la suma del tipo de remisión más el porcentaje adicional lo que determina que una proposición sea mejor que otra.


    En abril de 2012 desaparecieron como tipos de relato el IRPH bancos, el IRPH cajas, el indicador CECA y el TAR, aunque el Sotabanco de España seguió publicando el valía de los índices hasta abril de 2013.


    Requisitos


    Normalmente, los bancos sólo concedan préstamos hipotecarios por un valía equivalente al 80% del valencia de tasación, como mayor.


    Los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un cuantía mayor equivalente al 80% del valía de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota a respaldar no sobrepase el periferia de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que consideran importantes para determinar su capacidad de suscripción, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Maleable de residencia (NIE)

    • Su última enunciación de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • Copia del resolución de trabajo

    • La última información de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un noticia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)

    • Relación de su patrimonio en el momento de solicitar el préstamo (otros inmuebles en propiedad, coches, inversiones, cuentas bancarias, etc)


    Adicionalmente, en caso de tener préstamos en otras entidades le pedirán autorización para consultar en la CIRBE el coste de sus deudas pendientes y mirarán en la cojín de datos de la RAI ASNEF para investigar si ha tenido algún impago.


    La cuota mensual


    La cuota mensual a abonar está compuesta por la parte del plata prestado que usted está devolviendo (renta amortizado) ese mes, más los gastos de intereses. Depende de:



    • El coste del hacienda prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Normalmente se calcula la cuota utilizando la modalidad de sistema de amortización constante, todavía conocido como sistema francés. Significa que la cuota total a fertilizar (renta amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (aparte cuando se hace la revisión por subidas o bajadas de tipos de interés en las hipotecas de tipo variable), pero los porcentajes de caudal amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el renta irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del caudal irresoluto. Pero con cada cuota el renta irresoluto se reduce un poquito por lo que el mes futuro estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la cuota total es la misma, significa que estará amortizando maduro cantidad con cada cuota. Y así sucesivamente.


    Gastos asociados


    Los gastos relacionados con la adquisición de la vivienda y formalización del préstamo hipotecario suponen cerca de del 10% del precio financiado, y siempre corren a cargo del comprador.


    Al precio de liquidación de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la formalización del préstamo hipotecario, que siempre corren a cargo del comprador, y gastos de compraventa.



    • Tasación

    • Notarías

    • Gestores

    • Demostración registral

    • Comisiones de comprensión o de subrogación

    • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca

    • Seguro de daños.


    El seguro de protección de pagos y el seguro multirriesgo del hogar son opcionales. No obstante, la entidad podría poner la contratación de uno o entreambos como condición para negociar una mejoramiento del tipo de interés.


    Los gastos totales de la operación suponen, de media, cerca de del 10% del coste financiado. Es afirmar, para una hipoteca de 200.000 € desembolsará unos 20.000 € en gastos no recuperables (encima de la entrada).


    La ofrecimiento de productos y servicios financieros

    El préstamo hipotecario

    Repase todos los productos y servicios
    financieros a su disposición:
    bancarios, de seguros, de inversión.


    Antiguamente de solicitar un préstamo hipotecario, recomendamos interpretar, encima de la información en está página, la Agenda de ataque al préstamo hipotecario. publicado por el Tira de España, en la que encontrará explicaciones detalladas sobre todos los rudimentos y aspectos más importantes de este producto.


    Definición


    El préstamo hipotecario es el producto que le permite disponer de la cantidad necesaria para comprar o rehabilitar una vivienda u otro inmueble.


    Como ya dijimos, las entidades de crédito exigen una señal antiguamente de conceder un préstamo. En el caso de los hipotecarios, el titular del préstamo pone de aval (hipoteca) el propio inmueble, que pasará a la entidad financiera en caso de impago. Adicionalmente de esta señal hipotecaria usted ofrece, como en un préstamo personal, su seguro personal.


    Características


    La fianza positivo del correctamente hipotecado dota de maduro seguridad a la operación, lo que supone menos peligro para la entidad financiera. Por ello, y por las elevadas cantidades que se solicitan para comprarse una casa, los plazos para su devolución son más largos y los tipos de interés, inferiores a los de los préstamos personales. Uno y otro medios caracterizan sobre todo a los préstamos hipotecarios.


    Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una taco o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios. Es sostener, tendrá que tener abierta una cuenta a la pinta en la que se abonará el valor del préstamo y se cobrará el cuota de las cuotas mensuales.


    Conveniente a la larga duración e cuantía crematístico del préstamo, la contratación de una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes para una comunidad o individuo.


    Modalidades de préstamos hipotecarios


    El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su hacienda. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o mezclado.



    • Tipo de interés fijo. El tipo de interés y por lo tanto la cuota mensual a sufragar permanecen fijos durante toda la vida del préstamo. La delantera de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto tendrá que satisfacer cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, en el momento de la contratación se suele establecer un tipo superior que para las hipotecas de tipo variable. Los plazos de amortización permitidos todavía son más cortos; se suele fijar un mayor de 20 abriles.

    • Tipo de interés variable. El tipo de interés variable se revisa anual o semestralmente (en ocasiones trimestralmente) y se ajusta a las condiciones de mercado en ese momento, de acuerdo con algún índice de relato, como el Euribor* (por ejemplo, euribor + 2,1). La superioridad de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés auténtico suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suele ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 abriles o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el peligro de tener que acreditar una cuota maduro si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.

    Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubrir el aventura de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que sufragar y una cuota mensual determinada. Sin incautación, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que fertilizar al faja, y a veces estos importes pueden arribar a ser muy elevados.



  • Tipo de interés heterogéneo. En este caso, se cobra un interés fijo durante un período original (suele ser de entre tres y cinco primaveras) que luego pasa a ser un tipo variable. Podría subir o apearse la cuota a enriquecer en función de la transformación del tipo de interés de la narración utilizada.


  • * Algunos de los tipos de interés de narración oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “remisión interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Coalición Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la relato más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La transformación de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Remisión de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, plazo en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de narración fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    Hay que rememorar que el tipo de interés variable dependerá no sólo del tipo de remisión, sino del tipo de remisión + el diferencial (por ejemplo, Euribor + 2,1 %). Es la suma del tipo de narración más el porcentaje adicional lo que determina que una proposición sea mejor que otra.


    En abril de 2012 desaparecieron como tipos de relato el IRPH bancos, el IRPH cajas, el indicador CECA y el TAR, aunque el Cárcel de España seguió publicando el valencia de los índices hasta abril de 2013.


    Requisitos


    Normalmente, los bancos sólo concedan préstamos hipotecarios por un valía equivalente al 80% del valencia de tasación, como mayor.


    Los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un cuantía mayor equivalente al 80% del valencia de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota a retribuir no sobrepase el coto de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que consideran importantes para determinar su capacidad de suscripción, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Polímero de residencia (NIE)

    • Su última proclamación de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • Copia del convenio de trabajo

    • La última enunciación de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un noticia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)

    • Relación de su patrimonio en el momento de solicitar el préstamo (otros inmuebles en propiedad, coches, inversiones, cuentas bancarias, etc)


    Por otra parte, en caso de tener préstamos en otras entidades le pedirán autorización para consultar en la CIRBE el valía de sus deudas pendientes y mirarán en la pulvínulo de datos de la RAI ASNEF para examinar si ha tenido algún impago.


    La cuota mensual


    La cuota mensual a avalar está compuesta por la parte del monises prestado que usted está devolviendo (renta amortizado) ese mes, más los gastos de intereses. Depende de:



    • El valor del renta prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Normalmente se calcula la cuota utilizando la modalidad de sistema de amortización constante, igualmente conocido como sistema francés. Significa que la cuota total a enriquecer (hacienda amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (a excepción de cuando se hace la revisión por subidas o bajadas de tipos de interés en las hipotecas de tipo variable), pero los porcentajes de haber amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el renta irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del caudal irresoluto. Pero con cada cuota el haber irresoluto se reduce un poquito por lo que el mes futuro estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la cuota total es la misma, significa que estará amortizando decano cantidad con cada cuota. Y así sucesivamente.


    Gastos asociados


    Los gastos relacionados con la transacción de la vivienda y formalización del préstamo hipotecario suponen rodeando del 10% del precio financiado, y siempre corren a cargo del comprador.


    Al precio de saldo de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la formalización del préstamo hipotecario, que siempre corren a cargo del comprador, y gastos de compraventa.



    • Tasación

    • Notarías

    • Gestores

    • Demostración registral

    • Comisiones de transigencia o de subrogación

    • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca

    • Seguro de daños.


    El seguro de protección de pagos y el seguro multirriesgo del hogar son opcionales. No obstante, la entidad podría poner la contratación de uno o uno y otro como condición para negociar una progreso del tipo de interés.


    Los gastos totales de la operación suponen, de media, aproximadamente del 10% del coste financiado. Es aseverar, para una hipoteca de 200.000 € desembolsará unos 20.000 € en gastos no recuperables (por otra parte de la entrada).


    La ofrecimiento de productos y servicios financieros

    El préstamo hipotecario

    Repase todos los productos y servicios
    financieros a su disposición:
    bancarios, de seguros, de inversión.


    Ayer de solicitar un préstamo hipotecario, recomendamos ojear, encima de la información en está página, la Conductor de llegada al préstamo hipotecario. publicado por el Porción de España, en la que encontrará explicaciones detalladas sobre todos los medios y aspectos más importantes de este producto.


    Definición


    El préstamo hipotecario es el producto que le permite disponer de la cantidad necesaria para comprar o rehabilitar una vivienda u otro inmueble.


    Como ya dijimos, las entidades de crédito exigen una fianza ayer de conceder un préstamo. En el caso de los hipotecarios, el titular del préstamo pone de fianza (hipoteca) el propio inmueble, que pasará a la entidad financiera en caso de impago. Encima de esta señal hipotecaria usted ofrece, como en un préstamo personal, su fianza personal.


    Características


    La fianza verdadero del acertadamente hipotecado dota de maduro seguridad a la operación, lo que supone menos peligro para la entidad financiera. Por ello, y por las elevadas cantidades que se solicitan para comprarse una casa, los plazos para su devolución son más largos y los tipos de interés, inferiores a los de los préstamos personales. Uno y otro nociones caracterizan sobre todo a los préstamos hipotecarios.


    Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una taco o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios. Es aseverar, tendrá que tener abierta una cuenta a la tino en la que se abonará el cuantía del préstamo y se cobrará el plazo de las cuotas mensuales.


    Oportuno a la larga duración e coste financiero del préstamo, la contratación de una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes para una tribu o individuo.


    Modalidades de préstamos hipotecarios


    El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su pasta. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o compuesto.



    • Tipo de interés fijo. El tipo de interés y por lo tanto la cuota mensual a sufragar permanecen fijos durante toda la vida del préstamo. La preeminencia de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto tendrá que avalar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, en el momento de la contratación se suele establecer un tipo superior que para las hipotecas de tipo variable. Los plazos de amortización permitidos igualmente son más cortos; se suele fijar un mayor de 20 abriles.

    • Tipo de interés variable. El tipo de interés variable se revisa anual o semestralmente (en ocasiones trimestralmente) y se ajusta a las condiciones de mercado en ese momento, de acuerdo con algún índice de narración, como el Euribor* (por ejemplo, euribor + 2,1). La delantera de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés auténtico suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suele ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 primaveras o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el peligro de tener que fertilizar una cuota veterano si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.

    Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubrir el peligro de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que fertilizar y una cuota mensual determinada. Sin retención, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que fertilizar al faja, y a veces estos importes pueden presentarse a ser muy elevados.



  • Tipo de interés cerilla. En este caso, se cobra un interés fijo durante un período original (suele ser de entre tres y cinco primaveras) que luego pasa a ser un tipo variable. Podría subir o descender la cuota a remunerar en función de la cambio del tipo de interés de la remisión utilizada.


  • * Algunos de los tipos de interés de narración oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “relato interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Coalición Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la relato más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La transformación de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Remisión de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, aniversario en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de narración fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    Hay que memorar que el tipo de interés variable dependerá no sólo del tipo de narración, sino del tipo de narración + el diferencial (por ejemplo, Euribor + 2,1 %). Es la suma del tipo de relato más el porcentaje adicional lo que determina que una proposición sea mejor que otra.


    En abril de 2012 desaparecieron como tipos de relato el IRPH bancos, el IRPH cajas, el indicador CECA y el TAR, aunque el Costado de España seguió publicando el valía de los índices hasta abril de 2013.


    Requisitos


    Normalmente, los bancos sólo concedan préstamos hipotecarios por un coste equivalente al 80% del valencia de tasación, como mayor.


    Los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un valor mayor equivalente al 80% del valencia de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota a acreditar no sobrepase el orilla de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que consideran importantes para determinar su capacidad de plazo, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Plástico de residencia (NIE)

    • Su última explicación de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • Copia del resolución de trabajo

    • La última revelación de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un referencia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)

    • Relación de su patrimonio en el momento de solicitar el préstamo (otros inmuebles en propiedad, coches, inversiones, cuentas bancarias, etc)


    Por otra parte, en caso de tener préstamos en otras entidades le pedirán autorización para consultar en la CIRBE el coste de sus deudas pendientes y mirarán en la almohadilla de datos de la RAI ASNEF para investigar si ha tenido algún impago.


    La cuota mensual


    La cuota mensual a abonar está compuesta por la parte del mosca prestado que usted está devolviendo (haber amortizado) ese mes, más los gastos de intereses. Depende de:



    • El coste del haber prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Normalmente se calcula la cuota utilizando la modalidad de sistema de amortización constante, todavía conocido como sistema francés. Significa que la cuota total a acreditar (renta amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (menos cuando se hace la revisión por subidas o bajadas de tipos de interés en las hipotecas de tipo variable), pero los porcentajes de renta amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el hacienda irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del haber irresoluto. Pero con cada cuota el renta irresoluto se reduce un poquito por lo que el mes próximo estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la cuota total es la misma, significa que estará amortizando anciano cantidad con cada cuota. Y así sucesivamente.


    Gastos asociados


    Los gastos relacionados con la operación de la vivienda y formalización del préstamo hipotecario suponen en torno a del 10% del coste financiado, y siempre corren a cargo del comprador.


    Al precio de cesión de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la formalización del préstamo hipotecario, que siempre corren a cargo del comprador, y gastos de compraventa.



    • Tasación

    • Notarías

    • Gestores

    • Comprobación registral

    • Comisiones de transigencia o de subrogación

    • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca

    • Seguro de daños.


    El seguro de protección de pagos y el seguro multirriesgo del hogar son opcionales. No obstante, la entidad podría poner la contratación de uno o uno y otro como condición para negociar una prosperidad del tipo de interés.


    Los gastos totales de la operación suponen, de media, más o menos del 10% del valía financiado. Es proponer, para una hipoteca de 200.000 € desembolsará unos 20.000 € en gastos no recuperables (encima de la entrada).


    La proposición de productos y servicios financieros

    El préstamo hipotecario

    Repase todos los productos y servicios
    financieros a su disposición:
    bancarios, de seguros, de inversión.


    Antaño de solicitar un préstamo hipotecario, recomendamos deletrear, encima de la información en está página, la Director de ataque al préstamo hipotecario. publicado por el Sotabanco de España, en la que encontrará explicaciones detalladas sobre todos los rudimentos y aspectos más importantes de este producto.


    Definición


    El préstamo hipotecario es el producto que le permite disponer de la cantidad necesaria para comprar o rehabilitar una vivienda u otro inmueble.


    Como ya dijimos, las entidades de crédito exigen una seguro antaño de conceder un préstamo. En el caso de los hipotecarios, el titular del préstamo pone de respaldo (hipoteca) el propio inmueble, que pasará a la entidad financiera en caso de impago. Por otra parte de esta fianza hipotecaria usted ofrece, como en un préstamo personal, su señal personal.


    Características


    La señal efectivo del aceptablemente hipotecado dota de viejo seguridad a la operación, lo que supone menos peligro para la entidad financiera. Por ello, y por las elevadas cantidades que se solicitan para comprarse una casa, los plazos para su devolución son más largos y los tipos de interés, inferiores a los de los préstamos personales. Uno y otro utensilios caracterizan sobre todo a los préstamos hipotecarios.


    Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una bloc o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios. Es sostener, tendrá que tener abierta una cuenta a la olfato en la que se abonará el precio del préstamo y se cobrará el plazo de las cuotas mensuales.


    Adecuado a la larga duración e cuantía financiero del préstamo, la contratación de una hipoteca es una de las operaciones financieras más importantes para una tribu o individuo.


    Modalidades de préstamos hipotecarios


    El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su efectivo. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o compuesto.



    • Tipo de interés fijo. El tipo de interés y por lo tanto la cuota mensual a remunerar permanecen fijos durante toda la vida del préstamo. La preeminencia de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto tendrá que sufragar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, en el momento de la contratación se suele establecer un tipo superior que para las hipotecas de tipo variable. Los plazos de amortización permitidos igualmente son más cortos; se suele fijar un mayor de 20 abriles.

    • Tipo de interés variable. El tipo de interés variable se revisa anual o semestralmente (en ocasiones trimestralmente) y se ajusta a las condiciones de mercado en ese momento, de acuerdo con algún índice de narración, como el Euribor* (por ejemplo, euribor + 2,1). La preeminencia de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés original suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suele ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 primaveras o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el peligro de tener que retribuir una cuota viejo si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.

    Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubrir el peligro de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que enriquecer y una cuota mensual determinada. Sin secuestro, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que avalar al tira, y a veces estos importes pueden ascender a ser muy elevados.



  • Tipo de interés heterogéneo. En este caso, se cobra un interés fijo durante un período original (suele ser de entre tres y cinco primaveras) que luego pasa a ser un tipo variable. Podría subir o descender la cuota a acreditar en función de la desarrollo del tipo de interés de la narración utilizada.


  • * Algunos de los tipos de interés de remisión oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “relato interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Liga Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la remisión más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La cambio de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Remisión de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, plazo en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de remisión fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    Hay que recapacitar que el tipo de interés variable dependerá no sólo del tipo de remisión, sino del tipo de narración + el diferencial (por ejemplo, Euribor + 2,1 %). Es la suma del tipo de remisión más el porcentaje adicional lo que determina que una propuesta sea mejor que otra.


    En abril de 2012 desaparecieron como tipos de remisión el IRPH bancos, el IRPH cajas, el indicador CECA y el TAR, aunque el Asiento de España seguió publicando el valencia de los índices hasta abril de 2013.


    Requisitos


    Normalmente, los bancos sólo concedan préstamos hipotecarios por un coste equivalente al 80% del valía de tasación, como mayor.


    Los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un coste mayor equivalente al 80% del valencia de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota a satisfacer no sobrepase el divisoria de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que consideran importantes para determinar su capacidad de suscripción, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Maleable de residencia (NIE)

    • Su última comunicación de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • Copia del anuencia de trabajo

    • La última manifiesto de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un referencia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)

    • Relación de su patrimonio en el momento de solicitar el préstamo (otros inmuebles en propiedad, coches, inversiones, cuentas bancarias, etc)


    Adicionalmente, en caso de tener préstamos en otras entidades le pedirán autorización para consultar en la CIRBE el coste de sus deudas pendientes y mirarán en la almohadilla de datos de la RAI ASNEF para acechar si ha tenido algún impago.


    La cuota mensual


    La cuota mensual a respaldar está compuesta por la parte del hacienda prestado que usted está devolviendo (renta amortizado) ese mes, más los gastos de intereses. Depende de:



    • El valor del haber prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Normalmente se calcula la cuota utilizando la modalidad de sistema de amortización constante, incluso conocido como sistema francés. Significa que la cuota total a fertilizar (hacienda amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (excepto cuando se hace la revisión por subidas o bajadas de tipos de interés en las hipotecas de tipo variable), pero los porcentajes de hacienda amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el renta irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del haber irresoluto. Pero con cada cuota el haber irresoluto se reduce un poquito por lo que el mes sucesivo estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la cuota total es la misma, significa que estará amortizando decano cantidad con cada cuota. Y así sucesivamente.


    Gastos asociados


    Los gastos relacionados con la adquisición de la vivienda y formalización del préstamo hipotecario suponen rodeando del 10% del cuantía financiado, y siempre corren a cargo del comprador.


    Al precio de cesión de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la formalización del préstamo hipotecario, que siempre corren a cargo del comprador, y gastos de compraventa.



    • Tasación

    • Notarías

    • Gestores

    • Comprobación registral

    • Comisiones de comprensión o de subrogación

    • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca

    • Seguro de daños.


    El seguro de protección de pagos y el seguro multirriesgo del hogar son opcionales. No obstante, la entidad podría poner la contratación de uno o entreambos como condición para negociar una restablecimiento del tipo de interés.


    Los gastos totales de la operación suponen, de media, rodeando del 10% del valor financiado. Es afirmar, para una hipoteca de 200.000 € desembolsará unos 20.000 € en gastos no recuperables (adicionalmente de la entrada).


    La proposición de productos y servicios financieros

    El préstamo hipotecario

    Hay un momento para estudiar, trabajar, independizarse, formar
    una tribu, jubilarse: le ofrecemos consejo y herramientas para que maneje
    su crematística en las distintas etapas de la vida.


    La financiación hipotecaria es la más utilizada en nuestro país para la adquisición de inmuebles. Se puede contratar un préstamo o un crédito hipotecario. La diferencia reside en que el préstamo se refiere a una cantidad determinada que se entrega al cliente, y que éste se obliga a devolver. En el caso del crédito, se pone a disposición del cliente una cantidad que será o no utilizada en su totalidad: el cliente sólo tendrá que enriquecer intereses por la cantidad de la que haya dispuesto, que es la que tendrá que devolver.


    Para la concesión de un préstamo hipotecario, las entidades exigen como respaldo, encima de la personal de quien lo solicita, el propio inmueble, que pasará a ser propiedad de la entidad financiera en caso de impago.


    Esta aval verdadero dota de longevo seguridad a la operación, lo que significa menos peligro para su asiento o caja. Por ello, en comparación con los préstamos personales, los tipos que se cobran son más bajos y los plazos para su devolución mucho más largos.


    Un préstamo hipotecario tiene que ir asociado a una cartilla o cuenta corriente operativa a nombre de los prestatarios, donde se le abonará el valía de su crédito y donde se le pasarán las cuotas mensuales.


    Requisitos


    Como ya hemos comentado los bancos suelen conceder préstamos hipotecarios por un coste mayor equivalente al 80% del valencia de tasación de la vivienda, siempre y cuando la cuota no sobrepase el techo de endeudamiento del 30-35% de los ingresos netos mensuales.


    Pero hay otros factores que las entidades consideran importantes para determinan su capacidad de suscripción, por lo que le hará un estudio de viabilidad y le exigirán una serie de documentos que pueden incluirse:



    • DNI / Pasaporte / Plástico de residencia (NIE)

    • Su última Exposición de la Renta

    • Sus últimas dos nóminas si trabaja por cuenta ajena

    • La última confesión de IVA si trabaja por cuenta propia

    • Un referencia de tasación de la vivienda

    • Comprobación registral (nota simple)


    Modalidades de préstamos hipotecarios


    El tipo de interés es el precio que las entidades cobran por prestar su parné. Los bancos pueden conceder préstamos hipotecarios a un tipo de interés fijo, variable o variado.


    Tipo de interés fijo: El tipo de interés, y por lo tanto la cuota mensual a enriquecer, permanecen inamovibles durante toda la vida del préstamo. La delantera de esta modalidad es que usted conocerá de antemano cuánto debe fertilizar cada mes, sin preocuparse por las subidas y bajadas de tipos. Como inconveniente, los tipos de interés fijos son más altos que los variables y los plazos de amortización de la hipoteca, más cortos (por lo universal el plazo mayor es de 20 abriles).


    Tipo de interés variable: El tipo de interés variable se revisa periódicamente (anual, semestral o trimestralmente) y se ajusta a la cotización de algún índice de remisión, como el Euribor* (por ejemplo, Euribor + 0,5). La delantera de esta modalidad es que en el momento de contratación el tipo de interés suele ser inferior al de las hipotecas a tipo fijo y se suelen ofrecer la opción de plazos de amortización más largos, normalmente entre 20 y 30 primaveras o incluso más. Con un tipo de interés variable, uno corre el peligro de retribuir una cuota longevo si los intereses suben, aunque puede beneficiarse si bajan.


    Existen distintos instrumentos financieros que permiten cubir el peligro de subidas de tipos. Esto significa que, si los tipos suben, la entidad bancaria pagará al cliente la diferencia entre lo que tenga que satisfacer y una cuota mensual determinada. Sin retención, estos productos tienen sus propios riesgos: si los tipos bajan será el cliente quien tenga que fertilizar al sotabanco, y a veces estos importes pueden montar a ser muy elevados.


    Tipo de interés fósforo: En este caso, se cobra un interés fijo durante un período auténtico (suele ser de 3-5 abriles) que luego pasa a ser un tipo variable. Esta cuota subirá o bajará según la desarrollo del tipo de interés empleado como índice de relato.


    * Algunos de los tipos de interés de remisión oficiales para préstamos hipotecarios:



    • El Euribor es la “relato interbancaria a un año”, un tipo publicado por la Confederación Bancaria Europea. Es una media de los tipos ofertados por una muestra de bancos europeos para las operaciones entre entidades de depósitos en euros a plazo de un año. Es la narración más utilizada.

    • El Mibor. es el “tipo interbancario a un año”, y sólo es un índice oficial para los préstamos hipotecarios anteriores al 1 de enero de 2000. Es la media de tipos del mercado de depósitos interbancarios de Madrid. La progreso de este tipo es casi idéntica que la del euribor.

    • El IRPH entidades (Índice de Narración de Préstamos Hipotecarios del Conjunto de Entidades) es el tipo medio de los préstamos hipotecarios a más de tres abriles concedidos por bancos y cajas durante un determinado período de tiempo. Este índice fue introducido en abril de 2012, data en que desaparecen las dos referencias anteriores: IRPH bancos y IRPH cajas.

    • El IRS (Interest Rate Swap). o permuta financiera. Es un índice a cinco abriles, en vez de 1 año como el Euribor. Este nuevo tipo de relato fue introducido en 2012, por ser, en teoría, más estable que el Euribor, resultando en menos oscilaciones en las cuotas.


    La cuota mensual


    La cuota mensual está compuesta por la parte del monises prestado que usted está devolviendo (renta amortizado) ese mes más los gastos de intereses. La cuantía de esta cuota depende de los siguientes factores :



    • El cuantía del renta prestado

    • El tipo de interés

    • El plazo

    • La modalidad de cálculo


    Para calcular la cuota se utiliza, normalmente, la modalidad de sistema financiero constante, asimismo conocida como "sistema francés". Así, la mensualidad (hacienda amortizado + intereses) será siempre igual durante la vida del préstamo (exceptuado cuando se hace la revisión por la fluctuación de los tipos de interés en las hipotecas variables), pero, en cada cuota, los porcentajes de hacienda amortizado e intereses varían.


    El interés se calcula aplicando el tipo de interés sobre el hacienda irresoluto de devolución en cada momento. Por lo tanto, en las primeras cuotas usted estará pagando intereses sobre el total de la deuda. Estos intereses compondrán la mayoría de la cuota total y sólo estará amortizando (pagando la deuda) una pequeña cantidad del haber irresoluto. Pero con cada cuota, el caudal se reduce un poquito por lo que el mes futuro estará pagando un poquito menos en concepto de intereses. Como la mensualidad es la misma, significa que estará amortizando viejo cantidad de renta. Y así sucesivamente.


    Para ver con más detalle los préstamos hipotecarios, consulte la sección correspondiente en el módulo sobre "La propuesta de productos y servicios financieros" .


    Asimismo recomendamos observar la Mentor de entrada al préstamo hipotecario (abre en otra ventana), publicada por el Tira de España. Contiene explicaciones de todos los aspectos relacionados con este producto, incluyendo la aval universal y opciones de dación en plazo, cláusulas suelo, mecanismos de cobertura y toda la información que un consumidor necesita tener antiguamente de solicitar un crédito o préstamo con seguro hipotecaria.


    La posesiones en las etapas de la vida

    Ver este video: Cómo solicitar un PRESTAMO con ASNEF



    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *