El IVA sobre vivienda en tres pasos – Declaracion de la Renta

cetelem zona cliente paypal

El IVA está presente en casi todas las compras que hacemos y servicios que recibimos. Te descubrimos todo lo que debes memorizar sobre el IVA esforzado a vivienda, tanto en adquisición como en arrendamiento.


La vivienda habitual es uno de los tema que más dudas genera en materia fiscal, empezando por la deducción por la hipoteca en el IRPF y terminando por el IVA, que no se paga en todas las transmisiones de vivienda y sólo en algunos supuestos de arrendamiento de vivienda.


Las dudas siempre se ciernen sobre el comprador de vivienda y no es para menos, teniendo en cuenta que se manejo de la maduro adquisición que hará en toda su vida. Sin bloqueo, desde ImpuestosRenta queremos por lo menos aliviar los temores relacionados con la fiscalidad de la vivienda y en este caso con el IVA trabajador a la vivienda y para principiar carencia como rememorar en qué consiste el IVA y por qué se aplica.


Qué es el IVA


El IVA o Impuesto sobre el Valía Añadido es un tributo de carácter indirecto que cascajo el consumo de intereses y servicios de empresas y ciudadanos. Se tráfico del principal modelo de los tributos indirectos, que se limitan a establecer un porcentaje de hipoteca independientemente de la situación personal o económica del contribuyente.


El IVA sólo se paga una vez y se utiliza en la importación de ingresos nuevos. pero asimismo en la prestación de servicios. En España se aplica desde 1985, aunque anteriormente ya existía un impuesto similar, y se estructura en torno a tres tipos de IVA.



  • IVA universal – 21%

  • IVA corto – 10%

  • IVA superreducido – 4%


Cada tipo de IVA se aplica sobre una serie de productos y el primero de los gravámenes es, como su propio nombre indica, el genérico, el que tendrás que fertilizar por defecto exceptuado que la ley indique lo contrario. Los otros dos tipos se usan para capital de primera falta y para incentivar determinado tipo de actividades.


El IVA en la transacción de vivienda


A la hora de cuchichear de IVA adaptado a la importación de vivienda debemos siempre recapacitar que sólo se aplica sobre vivienda nueva. La vivienda usada no está gravada con el IVA, ya que en su defecto tendremos que acreditar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Esta máxima se puede aplicar sobre los pisos y en militar cualquier tipo de producto.


En este sentido, al comprar un coche nuevo igualmente pagarás el IVA, cosa que no harás si lo adquieres de segunda mano, porque abonarás el ITP, que varía en cada comunidad.


El IVA por tipo de vivienda


Pero no todos los pisos tienen el mismo IVA. El sector inmobiliario ha sido uno de los más subvencionados en España y esto se ha traducido en una aleación de tipologías de vivienda protegida o subvencionada con fondos públicos. A mercancía de IVA hay que distinguir entre la vivienda disponible -la ‘frecuente’ que operación cualquier ciudadano- y la vivienda protegida, más conocida como Vivienda de Protección Oficial o VPO .


El IVA sobre vivienda nueva se encuentra fijado en el 10% y se paga sobre el precio total de la casa en el momento de su entrega. Sin secuestro, tal y como ocurre con la mayoría de productos, el IVA se incluye ya en el precio de las promociones.


Y esta descuento no es la única que puede aplicarse, ya que en función del tipo de vivienda existen tipos de IVA más reducidos. Así. el arbitrio es sólo del 4% cuando se proxenetismo de una vivienda de protección oficial (VPO) siempre que las entregas se efectúen por sus promotores, incluidos los garajes y anexos. El arrendamiento con opción de negocio de estas vivienda todavía se rocalla con un IVA del 4%.


Lo que el IVA no distingue es el uso de la vivienda. En este punto poco importa de el calle tendrá un uso particular, será vivienda habitual o si se convertirá en la sede de una empresa, en cuyo caso sí entraría en placer la posibilidad de deducir el IVA de las cuentas trimestrales. El IVA que hay que aplicar sobre la transmisión será el mismo en todos los casos.


Qué se considera vivienda nueva


Aunque puede parecer poco elemental, conviene tener claro es el concepto de vivienda nueva, que asiduamente se entiende como la que se transacción directamente al promotor. Sin incautación, lo que verdaderamente cuenta es el número de transmisiones a las que se ha sometido la vivienda.


Para entenderlo mejor, vamos a poner un ejemplo concreto. Si el asiento adquiere una casa en dación en cuota, permuta o negocio contra el crédito hipotecario ya no se consideraría vivienda nueva, al estar sujeta a más de una transmisión. Del mismo modo, si un particular operación una casa en una promoción de vivienda y luego la vende, ya no estaríamos en presencia de una vivienda nueva.


La única excepción sería la negocio de una décimo de una cooperativa. ya que en este caso no se estaría adquiriendo la vivienda, sino una billete, en cuyo caso sí se pararía IVA y no el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.


El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales


Cuando se importación una casa de segunda mano ya no se pagará el IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La administración del tributo está cedida a las comunidades autónomas, de forma que cada una establece el porcentaje a aplicar interiormente de los límites que marca la ley común. La media se encuentra en torno al 6%, aunque puede suceder grandes variaciones en función de donde residas o de dónde debas fundir el impuesto.


Lo que ocurre al final es que cada región ha adaptado el tributo no tanto a sus situación económica, sino además a sus micción recaudatorias. Y es que el Impuesto de Transisiones se aplica tanto a la vivienda como a la cesión de cualquier objeto de segunda mano, como por ejemplo un coche o todas esas cosas usadas que compras por internet. Es, por así decirlo, el contrapunto del IVA en ingresos que no son nuevos.


El IVA en los alquileres


El IVA no sólo se aplica al comprar vivienda, asimismo hay que tenerlo en cuenta en el caso de los alquileres. Repasemos qué sucede con el IVA cuando se alquila una vivienda .


Como norma, el inquilinato de vivienda está sujeto y no exento de IVA. Lo que ocurre es que para no cargar a los arrendadores con liquidaciones trimestrales del impuestos y otros trámites, se aplica una exención siempre que el arrendamiento sea efectuado por una persona física. Es afirmar, arrendar a particulares no conlleva el cuota de IVA. Adicionalmente, si lo utiliza como vivienda habitual tanto casero como ocupante podrán beneficiarse de deducciones en el IRPF que puedes consultar en los enlaces de interés al final del artículo.


En este punto, como ocurría con el IVA sobre vivienda en el momento de la adquisición, la ley no distingue del uso que se vaya a hacer sobre la vivienda por el particular. No importa si es o no la habitual a posesiones de avalar IVA al arrendar una casa. Sin secuestro, sí que se tendrá en cuenta el hecho de que se use para realizar una actividad económica. Dicho de otra forma si eres autónomo y alquilas una casa o particular para tu negocio, tendrás que satisfacer IVA y de hecho querrás hacerlo para poder deducir en tu información trimestral todo ese IVA que estás pagando por tu casa o negocio.


El arrendamiento a empresas


Con el arriendo a empresas y el IVA sucede poco parecido, sólo que en en el caso del inquilinato a empresas, sí habrá que incluir IVA y liquidarlo trimestralmente. Obviamente una compañía o un profesional no puede utilizar el firme para vivienda habitual, excepto que sea para vivienda de algún empleado, poco que genera más de una duda entre los contribuyentes a la hora de practicar deducciones por arriendo. Respecto a esto, existe una distorsión importante entre lo que plantea la Distribución Tributaria y lo que han resuelto los tribunales de conciencia en distintos fallos. Y es que para la Agencia Tributaria es claro que una persona jurídica no puede arrendar un inmueble para vivienda y por lo tanto lo considera un acto gravado, independientemente que ese inmueble sea cedido a un empleado para vivienda, pero los tribunales han dictaminado que esta interpretación no es correcta. Desde su punto de horizonte correrá la exención cuando en el convenio de inquilinato se establezca que el mismo es para uso como vivienda de un empleado del inquilino .


Dicho de otra forma, si se alquila a la empresa pero esta expresamente especifica que le dará uso de vivienda por parte de un empleado, te podrás librar de tener que incluir el IVA en tus facturas.


¿Se puede desgravar el IVA de la casa?


En términos generales los particulares no pueden desgravar el IVA sobre vivienda. De hecho, desde el 1 de enero de 2013 quienes compran casa ya no pueden deducir por ella, igual que quienes alquilan a partir del 1 de enero de 2015. Quienes adquirieron vivienda o firmaron su inquilinato antiguamente de esa data podrán seguir haciéndolo como hasta ahora.


Lo que ocurre en entreambos casos es que la hipoteca y el arriendo les llegarán sin IVA. por lo que no habrá carencia que deducir por ese concepto.


El IVA en la casa para los autónomos


Un caso particular que no se refiere exactamente al IVA sobre vivienda pero afecta a la casa es el de los autónomos que trabajan en el hogar. Todo trabajador autónomo puede deducir el IVA de los gastos que soporta en su actividad. Para que lo entiendas mejor, cobra un IVA en sus facturas y al hacer la explicación trimestral puede restar a ese IVA el IVA que él mismo pagó.


Hasta hace poco y como norma caudillo, los autónomos que trabajaban desde casa no podían deducir el IVA de los suministros de la vivienda aunque afectasen a su actividad sindical. Es opinar, el compra que hacían de internet (generalmente con una conexión mejor de la que habrían tenido si no trabajasen en casa), el consumición extra de electricidad y gas…. Hacienda entendía que al ser gastos compartidos y no exclusivos, no se podían deducir en la afirmación trimestral. Sin requisa, una flamante resolución legal permite a los trabajadores por cuenta propia deducir a mercadería de IVA e IRPF e Impuesto sobre Sociedades los gastos de suministros del hogar que se correspondan con la actividad de forma proporcional. Esto quiere opinar que si el despacho ocupa un 10% de la casa, se podrá desgravar la parte proporcional de luz, gas o internet, por poner un ejemplo.


Por desgracia, no ocurre lo mismo con el locación (sí con la hipoteca). Como norma, el trabajador por cuenta propia no podrá desgravar ese 10% del despacho del arrendamiento que paga según el ejemplo preliminar, ya que para eso necesitaría que le hiciesen una elaboración de arrendamiento con IVA, es proponer, un doble anuencia. En su defecto debería hacer un único arreglo con IVA para el total, pero del que sólo podríamos desgravar a pertenencias de IVA la parte proporcional a lo que ocupa el despacho.


Artículos relacionados con la vivienda habitual:

El IVA sobre vivienda en tres pasos – Declaracion de la Renta

El IVA está presente en casi todas las compras que hacemos y servicios que recibimos. Te descubrimos todo lo que debes asimilar sobre el IVA superpuesto a vivienda, tanto en transacción como en arriendo.


La vivienda habitual es uno de los tema que más dudas genera en materia fiscal, empezando por la deducción por la hipoteca en el IRPF y terminando por el IVA, que no se paga en todas las transmisiones de vivienda y sólo en algunos supuestos de arriendo de vivienda.


Las dudas siempre se ciernen sobre el comprador de vivienda y no es para menos, teniendo en cuenta que se comercio de la viejo adquisición que hará en toda su vida. Sin secuestro, desde ImpuestosRenta queremos por lo menos aliviar los temores relacionados con la fiscalidad de la vivienda y en este caso con el IVA esforzado a la vivienda y para comenzar falta como recapacitar en qué consiste el IVA y por qué se aplica.


Qué es el IVA


El IVA o Impuesto sobre el Valía Añadido es un tributo de carácter indirecto que guijarros el consumo de riqueza y servicios de empresas y ciudadanos. Se prostitución del principal norma de los tributos indirectos, que se limitan a establecer un porcentaje de canon independientemente de la situación personal o económica del contribuyente.


El IVA sólo se paga una vez y se utiliza en la adquisición de riqueza nuevos. pero igualmente en la prestación de servicios. En España se aplica desde 1985, aunque anteriormente ya existía un impuesto similar, y se estructura en torno a tres tipos de IVA.



  • IVA militar – 21%

  • IVA corto – 10%

  • IVA superreducido – 4%


Cada tipo de IVA se aplica sobre una serie de productos y el primero de los gravámenes es, como su propio nombre indica, el genérico, el que tendrás que avalar por defecto fuera de que la ley indique lo contrario. Los otros dos tipos se usan para fondos de primera carestia y para incentivar determinado tipo de actividades.


El IVA en la negocio de vivienda


A la hora de departir de IVA perseverante a la negocio de vivienda debemos siempre memorar que sólo se aplica sobre vivienda nueva. La vivienda usada no está gravada con el IVA, ya que en su defecto tendremos que acreditar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Esta máxima se puede aplicar sobre los pisos y en caudillo cualquier tipo de producto.


En este sentido, al comprar un coche nuevo además pagarás el IVA, cosa que no harás si lo adquieres de segunda mano, porque abonarás el ITP, que varía en cada comunidad.


El IVA por tipo de vivienda


Pero no todos los pisos tienen el mismo IVA. El sector inmobiliario ha sido uno de los más subvencionados en España y esto se ha traducido en una fundición de tipologías de vivienda protegida o subvencionada con fondos públicos. A bienes de IVA hay que distinguir entre la vivienda osado -la ‘regular’ que operación cualquier ciudadano- y la vivienda protegida, más conocida como Vivienda de Protección Oficial o VPO .


El IVA sobre vivienda nueva se encuentra fijado en el 10% y se paga sobre el precio total de la casa en el momento de su entrega. Sin bloqueo, tal y como ocurre con la mayoría de productos, el IVA se incluye ya en el precio de las promociones.


Y esta deducción no es la única que puede aplicarse, ya que en función del tipo de vivienda existen tipos de IVA más reducidos. Así. el tasa es sólo del 4% cuando se alcahuetería de una vivienda de protección oficial (VPO) siempre que las entregas se efectúen por sus promotores, incluidos los garajes y anexos. El arrendamiento con opción de negocio de estas vivienda asimismo se guijarros con un IVA del 4%.


Lo que el IVA no distingue es el uso de la vivienda. En este punto poco importa de el pavimento tendrá un uso particular, será vivienda habitual o si se convertirá en la sede de una empresa, en cuyo caso sí entraría en selección la posibilidad de deducir el IVA de las cuentas trimestrales. El IVA que hay que aplicar sobre la transmisión será el mismo en todos los casos.


Qué se considera vivienda nueva


Aunque puede parecer poco nuclear, conviene tener claro es el concepto de vivienda nueva, que asiduamente se entiende como la que se transacción directamente al promotor. Sin bloqueo, lo que verdaderamente cuenta es el número de transmisiones a las que se ha sometido la vivienda.


Para entenderlo mejor, vamos a poner un ejemplo concreto. Si el porción adquiere una casa en dación en plazo, permuta o negocio contra el crédito hipotecario ya no se consideraría vivienda nueva, al estar sujeta a más de una transmisión. Del mismo modo, si un particular adquisición una casa en una promoción de vivienda y luego la vende, ya no estaríamos en presencia de una vivienda nueva.


La única excepción sería la transacción de una décimo de una cooperativa. ya que en este caso no se estaría adquiriendo la vivienda, sino una billete, en cuyo caso sí se pararía IVA y no el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.


El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales


Cuando se operación una casa de segunda mano ya no se pagará el IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La gobierno del tributo está cedida a las comunidades autónomas, de forma que cada una establece el porcentaje a aplicar internamente de los límites que marca la ley caudillo. La media se encuentra en torno al 6%, aunque puede favor grandes variaciones en función de donde residas o de dónde debas exterminar el impuesto.


Lo que ocurre al final es que cada región ha adaptado el tributo no tanto a sus situación económica, sino igualmente a sus micción recaudatorias. Y es que el Impuesto de Transisiones se aplica tanto a la vivienda como a la saldo de cualquier objeto de segunda mano, como por ejemplo un coche o todas esas cosas usadas que compras por internet. Es, por así decirlo, el contrapunto del IVA en fortuna que no son nuevos.


El IVA en los alquileres


El IVA no sólo se aplica al comprar vivienda, incluso hay que tenerlo en cuenta en el caso de los alquileres. Repasemos qué sucede con el IVA cuando se alquila una vivienda .


Como norma, el inquilinato de vivienda está sujeto y no exento de IVA. Lo que ocurre es que para no cargar a los arrendadores con liquidaciones trimestrales del impuestos y otros trámites, se aplica una exención siempre que el arrendamiento sea efectuado por una persona física. Es sostener, arrendar a particulares no conlleva el plazo de IVA. Adicionalmente, si lo utiliza como vivienda habitual tanto casero como alquilado podrán beneficiarse de deducciones en el IRPF que puedes consultar en los enlaces de interés al final del artículo.


En este punto, como ocurría con el IVA sobre vivienda en el momento de la operación, la ley no distingue del uso que se vaya a hacer sobre la vivienda por el particular. No importa si es o no la habitual a pertenencias de retribuir IVA al arrendar una casa. Sin incautación, sí que se tendrá en cuenta el hecho de que se use para realizar una actividad económica. Dicho de otra forma si eres autónomo y alquilas una casa o tópico para tu negocio, tendrás que retribuir IVA y de hecho querrás hacerlo para poder deducir en tu información trimestral todo ese IVA que estás pagando por tu casa o negocio.


El inquilinato a empresas


Con el arrendamiento a empresas y el IVA sucede poco parecido, sólo que en en el caso del inquilinato a empresas, sí habrá que incluir IVA y liquidarlo trimestralmente. Obviamente una compañía o un profesional no puede utilizar el tierra para vivienda habitual, excepto que sea para vivienda de algún empleado, poco que genera más de una duda entre los contribuyentes a la hora de practicar deducciones por inquilinato. Respecto a esto, existe una distorsión importante entre lo que plantea la Empresa Tributaria y lo que han resuelto los tribunales de honestidad en distintos fallos. Y es que para la Agencia Tributaria es claro que una persona jurídica no puede arrendar un inmueble para vivienda y por lo tanto lo considera un acto gravado, independientemente que ese inmueble sea cedido a un empleado para vivienda, pero los tribunales han dictaminado que esta interpretación no es correcta. Desde su punto de pinta correrá la exención cuando en el anuencia de inquilinato se establezca que el mismo es para uso como vivienda de un empleado del inquilino .


Dicho de otra forma, si se alquila a la empresa pero esta expresamente especifica que le dará uso de vivienda por parte de un empleado, te podrás librar de tener que incluir el IVA en tus facturas.


¿Se puede desgravar el IVA de la casa?


En términos generales los particulares no pueden desgravar el IVA sobre vivienda. De hecho, desde el 1 de enero de 2013 quienes compran casa ya no pueden deducir por ella, igual que quienes alquilan a partir del 1 de enero de 2015. Quienes adquirieron vivienda o firmaron su locación antiguamente de esa vencimiento podrán seguir haciéndolo como hasta ahora.


Lo que ocurre en uno y otro casos es que la hipoteca y el inquilinato les llegarán sin IVA. por lo que no habrá nulo que deducir por ese concepto.


El IVA en la casa para los autónomos


Un caso particular que no se refiere exactamente al IVA sobre vivienda pero afecta a la casa es el de los autónomos que trabajan en el hogar. Todo trabajador autónomo puede deducir el IVA de los gastos que soporta en su actividad. Para que lo entiendas mejor, cobra un IVA en sus facturas y al hacer la información trimestral puede restar a ese IVA el IVA que él mismo pagó.


Hasta hace poco y como norma universal, los autónomos que trabajaban desde casa no podían deducir el IVA de los suministros de la vivienda aunque afectasen a su actividad gremial. Es afirmar, el pago que hacían de internet (generalmente con una conexión mejor de la que habrían tenido si no trabajasen en casa), el compra extra de electricidad y gas…. Hacienda entendía que al ser gastos compartidos y no exclusivos, no se podían deducir en la proclamación trimestral. Sin confiscación, una nuevo resolución contencioso permite a los trabajadores por cuenta propia deducir a mercadería de IVA e IRPF e Impuesto sobre Sociedades los gastos de suministros del hogar que se correspondan con la actividad de forma proporcional. Esto quiere asegurar que si el despacho ocupa un 10% de la casa, se podrá desgravar la parte proporcional de luz, gas o internet, por poner un ejemplo.


Por desgracia, no ocurre lo mismo con el locación (sí con la hipoteca). Como norma, el trabajador por cuenta propia no podrá desgravar ese 10% del despacho del inquilinato que paga según el ejemplo precedente, ya que para eso necesitaría que le hiciesen una cuenta de inquilinato con IVA, es proponer, un doble pacto. En su defecto debería hacer un único resolución con IVA para el total, pero del que sólo podríamos desgravar a posesiones de IVA la parte proporcional a lo que ocupa el despacho.


Artículos relacionados con la vivienda habitual:

El IVA sobre vivienda en tres pasos – Declaracion de la Renta

El IVA está presente en casi todas las compras que hacemos y servicios que recibimos. Te descubrimos todo lo que debes entender sobre el IVA adaptado a vivienda, tanto en importación como en inquilinato.


La vivienda habitual es uno de los tema que más dudas genera en materia fiscal, empezando por la deducción por la hipoteca en el IRPF y terminando por el IVA, que no se paga en todas las transmisiones de vivienda y sólo en algunos supuestos de arriendo de vivienda.


Las dudas siempre se ciernen sobre el comprador de vivienda y no es para menos, teniendo en cuenta que se comercio de la maduro adquisición que hará en toda su vida. Sin incautación, desde ImpuestosRenta queremos por lo menos aliviar los temores relacionados con la fiscalidad de la vivienda y en este caso con el IVA trabajador a la vivienda y para asomar nulo como rememorar en qué consiste el IVA y por qué se aplica.


Qué es el IVA


El IVA o Impuesto sobre el Valencia Añadido es un tributo de carácter indirecto que guijo el consumo de riqueza y servicios de empresas y ciudadanos. Se tráfico del principal patrón de los tributos indirectos, que se limitan a establecer un porcentaje de peso independientemente de la situación personal o económica del contribuyente.


El IVA sólo se paga una vez y se utiliza en la operación de fortuna nuevos. pero igualmente en la prestación de servicios. En España se aplica desde 1985, aunque anteriormente ya existía un impuesto similar, y se estructura en torno a tres tipos de IVA.



  • IVA normal – 21%

  • IVA pequeño – 10%

  • IVA superreducido – 4%


Cada tipo de IVA se aplica sobre una serie de productos y el primero de los gravámenes es, como su propio nombre indica, el caudillo, el que tendrás que abonar por defecto fuera de que la ley indique lo contrario. Los otros dos tipos se usan para fortuna de primera condición y para incentivar determinado tipo de actividades.


El IVA en la transacción de vivienda


A la hora de susurrar de IVA perseverante a la negocio de vivienda debemos siempre rememorar que sólo se aplica sobre vivienda nueva. La vivienda usada no está gravada con el IVA, ya que en su defecto tendremos que enriquecer el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Esta máxima se puede aplicar sobre los pisos y en caudillo cualquier tipo de producto.


En este sentido, al comprar un coche nuevo incluso pagarás el IVA, cosa que no harás si lo adquieres de segunda mano, porque abonarás el ITP, que varía en cada comunidad.


El IVA por tipo de vivienda


Pero no todos los pisos tienen el mismo IVA. El sector inmobiliario ha sido uno de los más subvencionados en España y esto se ha traducido en una fusión de tipologías de vivienda protegida o subvencionada con fondos públicos. A posesiones de IVA hay que distinguir entre la vivienda libertado -la ‘corriente’ que transacción cualquier ciudadano- y la vivienda protegida, más conocida como Vivienda de Protección Oficial o VPO .


El IVA sobre vivienda nueva se encuentra fijado en el 10% y se paga sobre el precio total de la casa en el momento de su entrega. Sin incautación, tal y como ocurre con la mayoría de productos, el IVA se incluye ya en el precio de las promociones.


Y esta reducción no es la única que puede aplicarse, ya que en función del tipo de vivienda existen tipos de IVA más reducidos. Así. el peso es sólo del 4% cuando se manejo de una vivienda de protección oficial (VPO) siempre que las entregas se efectúen por sus promotores, incluidos los garajes y anexos. El arrendamiento con opción de transacción de estas vivienda asimismo se guijo con un IVA del 4%.


Lo que el IVA no distingue es el uso de la vivienda. En este punto poco importa de el adoquinado tendrá un uso particular, será vivienda habitual o si se convertirá en la sede de una empresa, en cuyo caso sí entraría en solaz la posibilidad de deducir el IVA de las cuentas trimestrales. El IVA que hay que aplicar sobre la transmisión será el mismo en todos los casos.


Qué se considera vivienda nueva


Aunque puede parecer poco primordial, conviene tener claro es el concepto de vivienda nueva, que asiduamente se entiende como la que se negocio directamente al promotor. Sin confiscación, lo que positivamente cuenta es el número de transmisiones a las que se ha sometido la vivienda.


Para entenderlo mejor, vamos a poner un ejemplo concreto. Si el sotabanco adquiere una casa en dación en cuota, permuta o transacción contra el crédito hipotecario ya no se consideraría vivienda nueva, al estar sujeta a más de una transmisión. Del mismo modo, si un particular adquisición una casa en una promoción de vivienda y luego la vende, ya no estaríamos delante una vivienda nueva.


La única excepción sería la importación de una billete de una cooperativa. ya que en este caso no se estaría adquiriendo la vivienda, sino una décimo, en cuyo caso sí se pararía IVA y no el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.


El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales


Cuando se transacción una casa de segunda mano ya no se pagará el IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La administración del tributo está cedida a las comunidades autónomas, de forma que cada una establece el porcentaje a aplicar adentro de los límites que marca la ley caudillo. La media se encuentra en torno al 6%, aunque puede activo grandes variaciones en función de donde residas o de dónde debas diluir el impuesto.


Lo que ocurre al final es que cada región ha adaptado el tributo no tanto a sus situación económica, sino incluso a sus deposición recaudatorias. Y es que el Impuesto de Transisiones se aplica tanto a la vivienda como a la liquidación de cualquier objeto de segunda mano, como por ejemplo un coche o todas esas cosas usadas que compras por internet. Es, por así decirlo, el contrapunto del IVA en caudal que no son nuevos.


El IVA en los alquileres


El IVA no sólo se aplica al comprar vivienda, igualmente hay que tenerlo en cuenta en el caso de los alquileres. Repasemos qué sucede con el IVA cuando se alquila una vivienda .


Como norma, el arriendo de vivienda está sujeto y no exento de IVA. Lo que ocurre es que para no cargar a los arrendadores con liquidaciones trimestrales del impuestos y otros trámites, se aplica una exención siempre que el arrendamiento sea efectuado por una persona física. Es proponer, traspasar a particulares no conlleva el suscripción de IVA. Adicionalmente, si lo utiliza como vivienda habitual tanto casero como ocupante podrán beneficiarse de deducciones en el IRPF que puedes consultar en los enlaces de interés al final del artículo.


En este punto, como ocurría con el IVA sobre vivienda en el momento de la negocio, la ley no distingue del uso que se vaya a hacer sobre la vivienda por el particular. No importa si es o no la habitual a género de sufragar IVA al arrendar una casa. Sin retención, sí que se tendrá en cuenta el hecho de que se use para realizar una actividad económica. Dicho de otra forma si eres autónomo y alquilas una casa o almacén para tu negocio, tendrás que acreditar IVA y de hecho querrás hacerlo para poder deducir en tu confesión trimestral todo ese IVA que estás pagando por tu casa o negocio.


El arriendo a empresas


Con el locación a empresas y el IVA sucede poco parecido, sólo que en en el caso del arriendo a empresas, sí habrá que incluir IVA y liquidarlo trimestralmente. Obviamente una compañía o un profesional no puede utilizar el asfalto para vivienda habitual, excepto que sea para vivienda de algún empleado, poco que genera más de una duda entre los contribuyentes a la hora de practicar deducciones por inquilinato. Respecto a esto, existe una distorsión importante entre lo que plantea la Sucursal Tributaria y lo que han resuelto los tribunales de razón en distintos fallos. Y es que para la Agencia Tributaria es claro que una persona jurídica no puede traspasar un inmueble para vivienda y por lo tanto lo considera un acto gravado, independientemente que ese inmueble sea cedido a un empleado para vivienda, pero los tribunales han dictaminado que esta interpretación no es correcta. Desde su punto de perspectiva correrá la exención cuando en el acuerdo de locación se establezca que el mismo es para uso como vivienda de un empleado del alquilado .


Dicho de otra forma, si se alquila a la empresa pero esta expresamente especifica que le dará uso de vivienda por parte de un empleado, te podrás librar de tener que incluir el IVA en tus facturas.


¿Se puede desgravar el IVA de la casa?


En términos generales los particulares no pueden desgravar el IVA sobre vivienda. De hecho, desde el 1 de enero de 2013 quienes compran casa ya no pueden deducir por ella, igual que quienes alquilan a partir del 1 de enero de 2015. Quienes adquirieron vivienda o firmaron su arrendamiento antiguamente de esa vencimiento podrán seguir haciéndolo como hasta ahora.


Lo que ocurre en entreambos casos es que la hipoteca y el arriendo les llegarán sin IVA. por lo que no habrá nadie que deducir por ese concepto.


El IVA en la casa para los autónomos


Un caso particular que no se refiere exactamente al IVA sobre vivienda pero afecta a la casa es el de los autónomos que trabajan en el hogar. Todo trabajador autónomo puede deducir el IVA de los gastos que soporta en su actividad. Para que lo entiendas mejor, cobra un IVA en sus facturas y al hacer la proclamación trimestral puede restar a ese IVA el IVA que él mismo pagó.


Hasta hace poco y como norma caudillo, los autónomos que trabajaban desde casa no podían deducir el IVA de los suministros de la vivienda aunque afectasen a su actividad gremial. Es proponer, el compra que hacían de internet (generalmente con una conexión mejor de la que habrían tenido si no trabajasen en casa), el consumición extra de electricidad y gas…. Hacienda entendía que al ser gastos compartidos y no exclusivos, no se podían deducir en la exposición trimestral. Sin requisa, una fresco resolución procesal permite a los trabajadores por cuenta propia deducir a género de IVA e IRPF e Impuesto sobre Sociedades los gastos de suministros del hogar que se correspondan con la actividad de forma proporcional. Esto quiere afirmar que si el despacho ocupa un 10% de la casa, se podrá desgravar la parte proporcional de luz, gas o internet, por poner un ejemplo.


Por desgracia, no ocurre lo mismo con el arrendamiento (sí con la hipoteca). Como norma, el trabajador por cuenta propia no podrá desgravar ese 10% del despacho del locación que paga según el ejemplo aludido, ya que para eso necesitaría que le hiciesen una realización de inquilinato con IVA, es aseverar, un doble pacto. En su defecto debería hacer un único anuencia con IVA para el total, pero del que sólo podríamos desgravar a mercancía de IVA la parte proporcional a lo que ocupa el despacho.


Artículos relacionados con la vivienda habitual:

El IVA sobre vivienda en tres pasos – Declaracion de la Renta
10 ejemplos de prestamo lexico

El IVA está presente en casi todas las compras que hacemos y servicios que recibimos. Te descubrimos todo lo que debes entender sobre el IVA perseverante a vivienda, tanto en adquisición como en locación.


La vivienda habitual es uno de los tema que más dudas genera en materia fiscal, empezando por la deducción por la hipoteca en el IRPF y terminando por el IVA, que no se paga en todas las transmisiones de vivienda y sólo en algunos supuestos de arrendamiento de vivienda.


Las dudas siempre se ciernen sobre el comprador de vivienda y no es para menos, teniendo en cuenta que se negociación de la viejo adquisición que hará en toda su vida. Sin retención, desde ImpuestosRenta queremos por lo menos aliviar los temores relacionados con la fiscalidad de la vivienda y en este caso con el IVA perseverante a la vivienda y para nacer nadie como rememorar en qué consiste el IVA y por qué se aplica.


Qué es el IVA


El IVA o Impuesto sobre el Valencia Añadido es un tributo de carácter indirecto que guijarros el consumo de caudal y servicios de empresas y ciudadanos. Se comercio del principal patrón de los tributos indirectos, que se limitan a establecer un porcentaje de peso independientemente de la situación personal o económica del contribuyente.


El IVA sólo se paga una vez y se utiliza en la operación de ingresos nuevos. pero incluso en la prestación de servicios. En España se aplica desde 1985, aunque anteriormente ya existía un impuesto similar, y se estructura en torno a tres tipos de IVA.



  • IVA normal – 21%

  • IVA escaso – 10%

  • IVA superreducido – 4%


Cada tipo de IVA se aplica sobre una serie de productos y el primero de los gravámenes es, como su propio nombre indica, el universal, el que tendrás que retribuir por defecto ileso que la ley indique lo contrario. Los otros dos tipos se usan para fortuna de primera indigencia y para incentivar determinado tipo de actividades.


El IVA en la importación de vivienda


A la hora de conversar de IVA constante a la operación de vivienda debemos siempre recapacitar que sólo se aplica sobre vivienda nueva. La vivienda usada no está gravada con el IVA, ya que en su defecto tendremos que enriquecer el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Esta máxima se puede aplicar sobre los pisos y en militar cualquier tipo de producto.


En este sentido, al comprar un coche nuevo incluso pagarás el IVA, cosa que no harás si lo adquieres de segunda mano, porque abonarás el ITP, que varía en cada comunidad.


El IVA por tipo de vivienda


Pero no todos los pisos tienen el mismo IVA. El sector inmobiliario ha sido uno de los más subvencionados en España y esto se ha traducido en una aleación de tipologías de vivienda protegida o subvencionada con fondos públicos. A mercadería de IVA hay que distinguir entre la vivienda huido -la ‘común’ que operación cualquier ciudadano- y la vivienda protegida, más conocida como Vivienda de Protección Oficial o VPO .


El IVA sobre vivienda nueva se encuentra fijado en el 10% y se paga sobre el precio total de la casa en el momento de su entrega. Sin retención, tal y como ocurre con la mayoría de productos, el IVA se incluye ya en el precio de las promociones.


Y esta reducción no es la única que puede aplicarse, ya que en función del tipo de vivienda existen tipos de IVA más reducidos. Así. el contribución es sólo del 4% cuando se proxenetismo de una vivienda de protección oficial (VPO) siempre que las entregas se efectúen por sus promotores, incluidos los garajes y anexos. El arrendamiento con opción de negocio de estas vivienda incluso se balasto con un IVA del 4%.


Lo que el IVA no distingue es el uso de la vivienda. En este punto poco importa de el firme tendrá un uso particular, será vivienda habitual o si se convertirá en la sede de una empresa, en cuyo caso sí entraría en diversión la posibilidad de deducir el IVA de las cuentas trimestrales. El IVA que hay que aplicar sobre la transmisión será el mismo en todos los casos.


Qué se considera vivienda nueva


Aunque puede parecer poco nuclear, conviene tener claro es el concepto de vivienda nueva, que asiduamente se entiende como la que se adquisición directamente al promotor. Sin retención, lo que efectivamente cuenta es el número de transmisiones a las que se ha sometido la vivienda.


Para entenderlo mejor, vamos a poner un ejemplo concreto. Si el tira adquiere una casa en dación en suscripción, permuta o operación contra el crédito hipotecario ya no se consideraría vivienda nueva, al estar sujeta a más de una transmisión. Del mismo modo, si un particular operación una casa en una promoción de vivienda y posteriormente la vende, ya no estaríamos delante una vivienda nueva.


La única excepción sería la transacción de una billete de una cooperativa. ya que en este caso no se estaría adquiriendo la vivienda, sino una billete, en cuyo caso sí se pararía IVA y no el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.


El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales


Cuando se transacción una casa de segunda mano ya no se pagará el IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La dirección del tributo está cedida a las comunidades autónomas, de forma que cada una establece el porcentaje a aplicar interiormente de los límites que marca la ley normal. La media se encuentra en torno al 6%, aunque puede favor grandes variaciones en función de donde residas o de dónde debas asolar el impuesto.


Lo que ocurre al final es que cada región ha adaptado el tributo no tanto a sus situación económica, sino igualmente a sus micción recaudatorias. Y es que el Impuesto de Transisiones se aplica tanto a la vivienda como a la liquidación de cualquier objeto de segunda mano, como por ejemplo un coche o todas esas cosas usadas que compras por internet. Es, por así decirlo, el contrapunto del IVA en acervo que no son nuevos.


El IVA en los alquileres


El IVA no sólo se aplica al comprar vivienda, incluso hay que tenerlo en cuenta en el caso de los alquileres. Repasemos qué sucede con el IVA cuando se alquila una vivienda .


Como norma, el locación de vivienda está sujeto y no exento de IVA. Lo que ocurre es que para no cargar a los arrendadores con liquidaciones trimestrales del impuestos y otros trámites, se aplica una exención siempre que el arrendamiento sea efectuado por una persona física. Es asegurar, traspasar a particulares no conlleva el suscripción de IVA. Adicionalmente, si lo utiliza como vivienda habitual tanto propietario como alquilado podrán beneficiarse de deducciones en el IRPF que puedes consultar en los enlaces de interés al final del artículo.


En este punto, como ocurría con el IVA sobre vivienda en el momento de la transacción, la ley no distingue del uso que se vaya a hacer sobre la vivienda por el particular. No importa si es o no la habitual a posesiones de avalar IVA al arrendar una casa. Sin incautación, sí que se tendrá en cuenta el hecho de que se use para realizar una actividad económica. Dicho de otra forma si eres autónomo y alquilas una casa o tópico para tu negocio, tendrás que sufragar IVA y de hecho querrás hacerlo para poder deducir en tu testimonio trimestral todo ese IVA que estás pagando por tu casa o negocio.


El arriendo a empresas


Con el arriendo a empresas y el IVA sucede poco parecido, sólo que en en el caso del arriendo a empresas, sí habrá que incluir IVA y liquidarlo trimestralmente. Obviamente una compañía o un profesional no puede utilizar el calle para vivienda habitual, excepto que sea para vivienda de algún empleado, poco que genera más de una duda entre los contribuyentes a la hora de practicar deducciones por arrendamiento. Respecto a esto, existe una distorsión importante entre lo que plantea la Delegación Tributaria y lo que han resuelto los tribunales de neutralidad en distintos fallos. Y es que para la Agencia Tributaria es claro que una persona jurídica no puede traspasar un inmueble para vivienda y por lo tanto lo considera un acto gravado, independientemente que ese inmueble sea cedido a un empleado para vivienda, pero los tribunales han dictaminado que esta interpretación no es correcta. Desde su punto de traza correrá la exención cuando en el entendimiento de arrendamiento se establezca que el mismo es para uso como vivienda de un empleado del alquilado .


Dicho de otra forma, si se alquila a la empresa pero esta expresamente especifica que le dará uso de vivienda por parte de un empleado, te podrás librar de tener que incluir el IVA en tus facturas.


¿Se puede desgravar el IVA de la casa?


En términos generales los particulares no pueden desgravar el IVA sobre vivienda. De hecho, desde el 1 de enero de 2013 quienes compran casa ya no pueden deducir por ella, igual que quienes alquilan a partir del 1 de enero de 2015. Quienes adquirieron vivienda o firmaron su locación antaño de esa término podrán seguir haciéndolo como hasta ahora.


Lo que ocurre en uno y otro casos es que la hipoteca y el arrendamiento les llegarán sin IVA. por lo que no habrá cero que deducir por ese concepto.


El IVA en la casa para los autónomos


Un caso particular que no se refiere exactamente al IVA sobre vivienda pero afecta a la casa es el de los autónomos que trabajan en el hogar. Todo trabajador autónomo puede deducir el IVA de los gastos que soporta en su actividad. Para que lo entiendas mejor, cobra un IVA en sus facturas y al hacer la manifiesto trimestral puede restar a ese IVA el IVA que él mismo pagó.


Hasta hace poco y como norma caudillo, los autónomos que trabajaban desde casa no podían deducir el IVA de los suministros de la vivienda aunque afectasen a su actividad profesional. Es proponer, el desembolso que hacían de internet (generalmente con una conexión mejor de la que habrían tenido si no trabajasen en casa), el desembolso extra de electricidad y gas…. Hacienda entendía que al ser gastos compartidos y no exclusivos, no se podían deducir en la proclamación trimestral. Sin confiscación, una nuevo resolución sumarial permite a los trabajadores por cuenta propia deducir a enseres de IVA e IRPF e Impuesto sobre Sociedades los gastos de suministros del hogar que se correspondan con la actividad de forma proporcional. Esto quiere proponer que si el despacho ocupa un 10% de la casa, se podrá desgravar la parte proporcional de luz, gas o internet, por poner un ejemplo.


Por desgracia, no ocurre lo mismo con el inquilinato (sí con la hipoteca). Como norma, el trabajador por cuenta propia no podrá desgravar ese 10% del despacho del arrendamiento que paga según el ejemplo preparatorio, ya que para eso necesitaría que le hiciesen una relación de arrendamiento con IVA, es opinar, un doble pacto. En su defecto debería hacer un único arreglo con IVA para el total, pero del que sólo podríamos desgravar a posesiones de IVA la parte proporcional a lo que ocupa el despacho.


Artículos relacionados con la vivienda habitual:

El IVA sobre vivienda en tres pasos – Declaracion de la Renta

El IVA está presente en casi todas las compras que hacemos y servicios que recibimos. Te descubrimos todo lo que debes retener sobre el IVA adaptado a vivienda, tanto en importación como en inquilinato.


La vivienda habitual es uno de los tema que más dudas genera en materia fiscal, empezando por la deducción por la hipoteca en el IRPF y terminando por el IVA, que no se paga en todas las transmisiones de vivienda y sólo en algunos supuestos de arriendo de vivienda.


Las dudas siempre se ciernen sobre el comprador de vivienda y no es para menos, teniendo en cuenta que se comercio de la longevo adquisición que hará en toda su vida. Sin requisa, desde ImpuestosRenta queremos por lo menos aliviar los temores relacionados con la fiscalidad de la vivienda y en este caso con el IVA constante a la vivienda y para aparecer carencia como memorar en qué consiste el IVA y por qué se aplica.


Qué es el IVA


El IVA o Impuesto sobre el Valía Añadido es un tributo de carácter indirecto que balasto el consumo de fondos y servicios de empresas y ciudadanos. Se manejo del principal prototipo de los tributos indirectos, que se limitan a establecer un porcentaje de carga independientemente de la situación personal o económica del contribuyente.


El IVA sólo se paga una vez y se utiliza en la negocio de fortuna nuevos. pero asimismo en la prestación de servicios. En España se aplica desde 1985, aunque anteriormente ya existía un impuesto similar, y se estructura en torno a tres tipos de IVA.



  • IVA militar – 21%

  • IVA corto – 10%

  • IVA superreducido – 4%


Cada tipo de IVA se aplica sobre una serie de productos y el primero de los gravámenes es, como su propio nombre indica, el militar, el que tendrás que remunerar por defecto indemne que la ley indique lo contrario. Los otros dos tipos se usan para posesiones de primera carencia y para incentivar determinado tipo de actividades.


El IVA en la operación de vivienda


A la hora de murmurar de IVA perseverante a la transacción de vivienda debemos siempre rememorar que sólo se aplica sobre vivienda nueva. La vivienda usada no está gravada con el IVA, ya que en su defecto tendremos que acreditar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Esta máxima se puede aplicar sobre los pisos y en universal cualquier tipo de producto.


En este sentido, al comprar un coche nuevo igualmente pagarás el IVA, cosa que no harás si lo adquieres de segunda mano, porque abonarás el ITP, que varía en cada comunidad.


El IVA por tipo de vivienda


Pero no todos los pisos tienen el mismo IVA. El sector inmobiliario ha sido uno de los más subvencionados en España y esto se ha traducido en una aleación de tipologías de vivienda protegida o subvencionada con fondos públicos. A posesiones de IVA hay que distinguir entre la vivienda vacío -la ‘natural’ que transacción cualquier ciudadano- y la vivienda protegida, más conocida como Vivienda de Protección Oficial o VPO .


El IVA sobre vivienda nueva se encuentra fijado en el 10% y se paga sobre el precio total de la casa en el momento de su entrega. Sin confiscación, tal y como ocurre con la mayoría de productos, el IVA se incluye ya en el precio de las promociones.


Y esta deducción no es la única que puede aplicarse, ya que en función del tipo de vivienda existen tipos de IVA más reducidos. Así. el obligación es sólo del 4% cuando se manejo de una vivienda de protección oficial (VPO) siempre que las entregas se efectúen por sus promotores, incluidos los garajes y anexos. El arrendamiento con opción de importación de estas vivienda igualmente se rocalla con un IVA del 4%.


Lo que el IVA no distingue es el uso de la vivienda. En este punto poco importa de el carretera tendrá un uso particular, será vivienda habitual o si se convertirá en la sede de una empresa, en cuyo caso sí entraría en maniobra la posibilidad de deducir el IVA de las cuentas trimestrales. El IVA que hay que aplicar sobre la transmisión será el mismo en todos los casos.


Qué se considera vivienda nueva


Aunque puede parecer poco sustancial, conviene tener claro es el concepto de vivienda nueva, que asiduamente se entiende como la que se negocio directamente al promotor. Sin bloqueo, lo que en realidad cuenta es el número de transmisiones a las que se ha sometido la vivienda.


Para entenderlo mejor, vamos a poner un ejemplo concreto. Si el cárcel adquiere una casa en dación en plazo, permuta o operación contra el crédito hipotecario ya no se consideraría vivienda nueva, al estar sujeta a más de una transmisión. Del mismo modo, si un particular operación una casa en una promoción de vivienda y a posteriori la vende, ya no estaríamos frente a una vivienda nueva.


La única excepción sería la transacción de una billete de una cooperativa. ya que en este caso no se estaría adquiriendo la vivienda, sino una décimo, en cuyo caso sí se pararía IVA y no el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.


El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales


Cuando se importación una casa de segunda mano ya no se pagará el IVA, sino el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. La mandato del tributo está cedida a las comunidades autónomas, de forma que cada una establece el porcentaje a aplicar interiormente de los límites que marca la ley común. La media se encuentra en torno al 6%, aunque puede acontecer grandes variaciones en función de donde residas o de dónde debas eliminar el impuesto.


Lo que ocurre al final es que cada región ha adaptado el tributo no tanto a sus situación económica, sino igualmente a sus micción recaudatorias. Y es que el Impuesto de Transisiones se aplica tanto a la vivienda como a la traspaso de cualquier objeto de segunda mano, como por ejemplo un coche o todas esas cosas usadas que compras por internet. Es, por así decirlo, el contrapunto del IVA en ingresos que no son nuevos.


El IVA en los alquileres


El IVA no sólo se aplica al comprar vivienda, además hay que tenerlo en cuenta en el caso de los alquileres. Repasemos qué sucede con el IVA cuando se alquila una vivienda .


Como norma, el locación de vivienda está sujeto y no exento de IVA. Lo que ocurre es que para no cargar a los arrendadores con liquidaciones trimestrales del impuestos y otros trámites, se aplica una exención siempre que el arrendamiento sea efectuado por una persona física. Es asegurar, arrendar a particulares no conlleva el cuota de IVA. Encima, si lo utiliza como vivienda habitual tanto propietario como inquilino podrán beneficiarse de deducciones en el IRPF que puedes consultar en los enlaces de interés al final del artículo.


En este punto, como ocurría con el IVA sobre vivienda en el momento de la adquisición, la ley no distingue del uso que se vaya a hacer sobre la vivienda por el particular. No importa si es o no la habitual a existencias de remunerar IVA al arrendar una casa. Sin bloqueo, sí que se tendrá en cuenta el hecho de que se use para realizar una actividad económica. Dicho de otra forma si eres autónomo y alquilas una casa o específico para tu negocio, tendrás que remunerar IVA y de hecho querrás hacerlo para poder deducir en tu enunciación trimestral todo ese IVA que estás pagando por tu casa o negocio.


El arrendamiento a empresas


Con el arrendamiento a empresas y el IVA sucede poco parecido, sólo que en en el caso del arriendo a empresas, sí habrá que incluir IVA y liquidarlo trimestralmente. Obviamente una compañía o un profesional no puede utilizar el carretera para vivienda habitual, excepto que sea para vivienda de algún empleado, poco que genera más de una duda entre los contribuyentes a la hora de practicar deducciones por locación. Respecto a esto, existe una distorsión importante entre lo que plantea la Compañía Tributaria y lo que han resuelto los tribunales de neutralidad en distintos fallos. Y es que para la Agencia Tributaria es claro que una persona jurídica no puede traspasar un inmueble para vivienda y por lo tanto lo considera un acto gravado, independientemente que ese inmueble sea cedido a un empleado para vivienda, pero los tribunales han dictaminado que esta interpretación no es correcta. Desde su punto de aspecto correrá la exención cuando en el convenio de arriendo se establezca que el mismo es para uso como vivienda de un empleado del inquilino .


Dicho de otra forma, si se alquila a la empresa pero esta expresamente especifica que le dará uso de vivienda por parte de un empleado, te podrás librar de tener que incluir el IVA en tus facturas.


¿Se puede desgravar el IVA de la casa?


En términos generales los particulares no pueden desgravar el IVA sobre vivienda. De hecho, desde el 1 de enero de 2013 quienes compran casa ya no pueden deducir por ella, igual que quienes alquilan a partir del 1 de enero de 2015. Quienes adquirieron vivienda o firmaron su inquilinato ayer de esa data podrán seguir haciéndolo como hasta ahora.


Lo que ocurre en uno y otro casos es que la hipoteca y el locación les llegarán sin IVA. por lo que no habrá cero que deducir por ese concepto.


El IVA en la casa para los autónomos


Un caso particular que no se refiere exactamente al IVA sobre vivienda pero afecta a la casa es el de los autónomos que trabajan en el hogar. Todo trabajador autónomo puede deducir el IVA de los gastos que soporta en su actividad. Para que lo entiendas mejor, cobra un IVA en sus facturas y al hacer la enunciación trimestral puede restar a ese IVA el IVA que él mismo pagó.


Hasta hace poco y como norma común, los autónomos que trabajaban desde casa no podían deducir el IVA de los suministros de la vivienda aunque afectasen a su actividad profesional. Es aseverar, el desembolso que hacían de internet (generalmente con una conexión mejor de la que habrían tenido si no trabajasen en casa), el pago extra de electricidad y gas…. Hacienda entendía que al ser gastos compartidos y no exclusivos, no se podían deducir en la información trimestral. Sin incautación, una fresco resolución procesal permite a los trabajadores por cuenta propia deducir a artículos de IVA e IRPF e Impuesto sobre Sociedades los gastos de suministros del hogar que se correspondan con la actividad de forma proporcional. Esto quiere aseverar que si el despacho ocupa un 10% de la casa, se podrá desgravar la parte proporcional de luz, gas o internet, por poner un ejemplo.


Por desgracia, no ocurre lo mismo con el locación (sí con la hipoteca). Como norma, el trabajador por cuenta propia no podrá desgravar ese 10% del despacho del arrendamiento que paga según el ejemplo precursor, ya que para eso necesitaría que le hiciesen una nota de inquilinato con IVA, es opinar, un doble entendimiento. En su defecto debería hacer un único entendimiento con IVA para el total, pero del que sólo podríamos desgravar a bienes de IVA la parte proporcional a lo que ocupa el despacho.


Artículos relacionados con la vivienda habitual:

Ver este video: Iva y retención irpf en locación o arrendamiento de nave



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *