Preámbulo al Consumo Colaborativo, Consumo Colaborativo

prestamos al instante por internet en mexico

Recientemente …



  • ¿Utilizas el un sistema de bici compartida en tu ciudad? (Bicing en Barcelona, por ejemplo)

  • ¿Ya no te descargas MP3 ya que usas Spotify o Grooveshark ?

  • ¿Algún conocido te ha comentado que ha utilizado el car-sharing o car-pooling para una evasión de fin de semana?


  • ¿Has aurícula departir del Couchsurfing o Airbnb ?

  • … estás observando en primera persona el consumo colaborativo



Con un poco más de detalle


La sociedad de propietarios, el hiperconsumo y el diseño para la basura son simplemente insostenibles. Podeis ver los videos de Story of Stuff o el reportaje “Comprar, tirar, comprar” para haceros una idea.


La buena nota es que actualmente se está cuestionando la sociedad de propietarios en muchos ámbitos.


La tendencia es evidente: el entrada vence la posesión. El acercamiento es mejor que la propiedad. (Kevin Kelly)


La digitalización de los contenidos (fotografías, música, vídeos, libros) ha permitido a mucha masa darse cuenta de que a menudo lo que queremos no es el disco en sí, sino la música que está grabada en él (quizá en forma de MP3). Con servicios como Spotify se ha conocido que no es necesario poseer aquella canción que sólo escucharás cuatro o cinco veces. Mientras podamos entrar cuando lo necesitemos, estaremos satisfechos .


Con la flamante crisis económica, esta tendencia de poseer menos se ha extendido y ha llegado al ámbito de los intereses materiales (para que quieres comprar un taladro que sólo usarás durante 15 minutos en toda su vida o un coche que se pasa el 90% del tiempo aparcado?). La masa presta mucha atención al ponerse el capital y observa qué tipo de retribución, en cuanto a contento o condición cubierta, consiguen.


Consumo Colaborativo, Riqueza de la Colaboración o Capital del Comunicación son algunos de los términos utilizados para describir este movimiento donde el golpe prima frente a la propiedad. El Consumo Colaborativo se puede puntualizar como la forma tradicional de compartir, permutar, prestar, traspasar y regalar redefinida a través de la tecnología moderna y las comunidades


Los críticos argumentan que el movimiento del Consumo Colaborativo basado en compartir / dejar / traspasar no es ningún invento nuevo y se prostitución simplemente de marketing. Las principales voces que defienden el Consumo Colaborativo no han dejado nunca de indagar que no se prostitución de ninguna idea nueva pero que la tecnología flagrante permite hacer que el servicio sea mucho más competente y escalable.


Utilizando palabras de Rachael Botsman y Roo Rogers: “Ahora vivimos en un mundo completo donde podemos imitar los intercambios que antiguamente tenían ocasión cara a cara, pero a una escalera y de una forma que nunca habían sido posibles. La eficiencia de Internet, combinada con la capacidad crear confianza entre extraños ha creado un mercado de intercambios eficientes entre productor y consumidor, prestador y prestatario, y entre vecino y vecino, sin intermediarios”.


El texto “What ‘s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” es el texto de narración para el Consumo Colaborativo. En el tomo y artículos relacionados y los autores organizan la amplia selección de ejemplos en tres sistemas:


SISTEMAS BASADOS EN PRODUCTO


Avalar por el beneficio de utilizar un producto sin la exigencia de adquirirlo. Se transtorna a las industrias tradicionales basadas en modelos de propiedad privada individual (ej. compartir coche y arriendo P2P de coches entre usuarios). Estos sistemas atraen cada vez a un veterano número de usuarios y el Bicing sería un ejemplo.


MERCADOS DE REDISTRIBUCIÓN


Redistribuir los haberes usados o adquiridos de donde ya no se necesitan con destino a algún empleo o cualquiera que sí los necesita (ej. Mercados de intercambio y de segunda mano). En algunos mercados los productos pueden ser gratuitos (No Lo Tiro ), en otros se intercambian (Grownies. para ropa de niños) o se venden (eBay ). Con el tiempo, Redistribuir puede convertirse en la villa “R”, conexo con Aminorar, Reutilizar, Reciclar y Reparar.


ESTILOS DE VIDA COLABORATIVOS


No sólo se pueden compartir o canjear riqueza materiales. Concurrencia con intereses comunes se están juntando para compartir e permutar posesiones menos tangibles como tiempo, espacio, habilidades y monises (ej. préstamos entre particulares). Estos intercambios tienen punto principalmente a nivel regional o de judería, donde se comparten espacios para trabajar (Coworking Barcelona ), cultivar (Huertos Compartidos ), la wifi (Fon ) o se presta de parné entre particulares (Comunitae ). A nivel más entero, tenemos arriendo de habitaciones a viajeros (Airbnb ) o simplemente dejar echarse a la clan en tu casa (Couchsurfing )


Presentaciones sobre el Consumo Colaborativo


¿Qué más encontrarás en esta web?


En los artículos os damos ejemplos y noticiario sobre el Consumo Colaborativo (España, Latinoamérica y del resto del mundo) a la vez que exploramos las implicaciones en los modelos de negocios, aspectos sociales, aspectos legales, etc.

Presentación al Consumo Colaborativo, Consumo Colaborativo

Finalmente …



  • ¿Utilizas el un sistema de bici compartida en tu ciudad? (Bicing en Barcelona, por ejemplo)

  • ¿Ya no te descargas MP3 ya que usas Spotify o Grooveshark ?

  • ¿Algún conocido te ha comentado que ha utilizado el car-sharing o car-pooling para una espantada de fin de semana?


  • ¿Has pabellón platicar del Couchsurfing o Airbnb ?

  • … estás observando en primera persona el consumo colaborativo


Con un poco más de detalle


La sociedad de propietarios, el hiperconsumo y el diseño para la basura son simplemente insostenibles. Podeis ver los videos de Story of Stuff o el reportaje “Comprar, tirar, comprar” para haceros una idea.


La buena novedad es que actualmente se está cuestionando la sociedad de propietarios en muchos ámbitos.


La tendencia es evidente: el golpe vence la posesión. El golpe es mejor que la propiedad. (Kevin Kelly)


como pedir credito pra oi

La digitalización de los contenidos (fotografías, música, vídeos, libros) ha permitido a mucha multitud darse cuenta de que a menudo lo que queremos no es el disco en sí, sino la música que está grabada en él (quizá en forma de MP3). Con servicios como Spotify se ha trillado que no es necesario poseer aquella canción que sólo escucharás cuatro o cinco veces. Mientras podamos penetrar cuando lo necesitemos, estaremos satisfechos .


Con la fresco crisis económica, esta tendencia de poseer menos se ha extendido y ha llegado al ámbito de los capital materiales (para que quieres comprar un taladro que sólo usarás durante 15 minutos en toda su vida o un coche que se pasa el 90% del tiempo aparcado?). La parentela presta mucha atención al llevar el efectivo y observa qué tipo de retribución, en cuanto a serenidad o carestia cubierta, consiguen.


Consumo Colaborativo, Crematística de la Colaboración o Pertenencias del Entrada son algunos de los términos utilizados para describir este movimiento donde el paso prima frente a la propiedad. El Consumo Colaborativo se puede detallar como la forma tradicional de compartir, cambiar, prestar, arrendar y regalar redefinida a través de la tecnología moderna y las comunidades


Los críticos argumentan que el movimiento del Consumo Colaborativo basado en compartir / dejar / traspasar no es ningún invento nuevo y se tráfico simplemente de marketing. Las principales voces que defienden el Consumo Colaborativo no han dejado nunca de buscar que no se manejo de ninguna idea nueva pero que la tecnología presente permite hacer que el servicio sea mucho más eficaz y escalable.


Utilizando palabras de Rachael Botsman y Roo Rogers: “Ahora vivimos en un mundo mundial donde podemos imitar los intercambios que antiguamente tenían ocupación cara a cara, pero a una escalera y de una modo que nunca habían sido posibles. La eficiencia de Internet, combinada con la capacidad crear confianza entre extraños ha creado un mercado de intercambios eficientes entre productor y consumidor, prestador y prestatario, y entre vecino y vecino, sin intermediarios”.


El ejemplar “What ‘s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” es el texto de relato para el Consumo Colaborativo. En el ejemplar y artículos relacionados y los autores organizan la amplia selección de ejemplos en tres sistemas:


SISTEMAS BASADOS EN PRODUCTO


Sufragar por el beneficio de utilizar un producto sin la privación de adquirirlo. Se transtorna a las industrias tradicionales basadas en modelos de propiedad privada individual (ej. compartir coche y inquilinato P2P de coches entre usuarios). Estos sistemas atraen cada vez a un anciano número de usuarios y el Bicing sería un ejemplo.


MERCADOS DE REDISTRIBUCIÓN


Redistribuir los capital usados o adquiridos de donde ya no se necesitan con destino a algún superficie o cierto que sí los necesita (ej. Mercados de intercambio y de segunda mano). En algunos mercados los productos pueden ser gratuitos (No Lo Tiro ), en otros se intercambian (Grownies. para ropa de niños) o se venden (eBay ). Con el tiempo, Redistribuir puede convertirse en la villa “R”, inmediato con Estrechar, Reutilizar, Reciclar y Reparar.


ESTILOS DE VIDA COLABORATIVOS


No sólo se pueden compartir o canjear haberes materiales. Concurrencia con intereses comunes se están juntando para compartir e trocar caudal menos tangibles como tiempo, espacio, habilidades y boleto (ej. préstamos entre particulares). Estos intercambios tienen superficie principalmente a nivel regional o de ensanche, donde se comparten espacios para trabajar (Coworking Barcelona ), cultivar (Huertos Compartidos ), la wifi (Fon ) o se presta de parné entre particulares (Comunitae ). A nivel más entero, tenemos locación de habitaciones a viajeros (Airbnb ) o simplemente dejar amodorrarse a la masa en tu casa (Couchsurfing )


Presentaciones sobre el Consumo Colaborativo


¿Qué más encontrarás en esta web?


En los artículos os damos ejemplos y telediario sobre el Consumo Colaborativo (España, Latinoamérica y del resto del mundo) a la vez que exploramos las implicaciones en los modelos de negocios, aspectos sociales, aspectos legales, etc.

Inclusión al Consumo Colaborativo, Consumo Colaborativo

Por último …



  • ¿Utilizas el un sistema de biciclo compartida en tu ciudad? (Bicing en Barcelona, por ejemplo)

  • ¿Ya no te descargas MP3 ya que usas Spotify o Grooveshark ?

  • ¿Algún conocido te ha comentado que ha utilizado el car-sharing o car-pooling para una evasión de fin de semana?


  • ¿Has audición murmurar del Couchsurfing o Airbnb ?

  • … estás observando en primera persona el consumo colaborativo


Con un poco más de detalle


La sociedad de propietarios, el hiperconsumo y el diseño para la basura son simplemente insostenibles. Podeis ver los videos de Story of Stuff o el reportaje “Comprar, tirar, comprar” para haceros una idea.


La buena información es que actualmente se está cuestionando la sociedad de propietarios en muchos ámbitos.


La tendencia es evidente: el comunicación vence la posesión. El entrada es mejor que la propiedad. (Kevin Kelly)


La digitalización de los contenidos (fotografías, música, vídeos, libros) ha permitido a mucha muchedumbre darse cuenta de que a menudo lo que queremos no es el disco en sí, sino la música que está grabada en él (quizá en forma de MP3). Con servicios como Spotify se ha pasado que no es necesario poseer aquella canción que sólo escucharás cuatro o cinco veces. Mientras podamos ingresar cuando lo necesitemos, estaremos satisfechos .


Con la nuevo crisis económica, esta tendencia de poseer menos se ha extendido y ha llegado al ámbito de los riqueza materiales (para que quieres comprar un taladro que sólo usarás durante 15 minutos en toda su vida o un coche que se pasa el 90% del tiempo aparcado?). La familia presta mucha atención al desgastar el patrimonio y observa qué tipo de retribución, en cuanto a serenidad o exigencia cubierta, consiguen.


Consumo Colaborativo, Peculio de la Colaboración o Posesiones del Golpe son algunos de los términos utilizados para describir este movimiento donde el ataque prima frente a la propiedad. El Consumo Colaborativo se puede explicar como la modo tradicional de compartir, canjear, prestar, arrendar y regalar redefinida a través de la tecnología moderna y las comunidades


Los críticos argumentan que el movimiento del Consumo Colaborativo basado en compartir / dejar / arrendar no es ningún invento nuevo y se prostitución simplemente de marketing. Las principales voces que defienden el Consumo Colaborativo no han dejado nunca de explorar que no se tráfico de ninguna idea nueva pero que la tecnología presente permite hacer que el servicio sea mucho más apto y escalable.


Utilizando palabras de Rachael Botsman y Roo Rogers: “Ahora vivimos en un mundo mundial donde podemos imitar los intercambios que antiguamente tenían lado cara a cara, pero a una escalera y de una modo que nunca habían sido posibles. La eficiencia de Internet, combinada con la capacidad crear confianza entre extraños ha creado un mercado de intercambios eficientes entre productor y consumidor, prestador y prestatario, y entre vecino y vecino, sin intermediarios”.


El texto “What ‘s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” es el texto de remisión para el Consumo Colaborativo. En el volumen y artículos relacionados y los autores organizan la amplia selección de ejemplos en tres sistemas:


SISTEMAS BASADOS EN PRODUCTO


Retribuir por el beneficio de utilizar un producto sin la requisito de adquirirlo. Se transtorna a las industrias tradicionales basadas en modelos de propiedad privada individual (ej. compartir coche y arriendo P2P de coches entre usuarios). Estos sistemas atraen cada vez a un anciano número de usuarios y el Bicing sería un ejemplo.


MERCADOS DE REDISTRIBUCIÓN


Redistribuir los intereses usados o adquiridos de donde ya no se necesitan con destino a algún ocasión o cualquiera que sí los necesita (ej. Mercados de intercambio y de segunda mano). En algunos mercados los productos pueden ser gratuitos (No Lo Tiro ), en otros se intercambian (Grownies. para ropa de niños) o se venden (eBay ). Con el tiempo, Redistribuir puede convertirse en la finca “R”, adyacente con Aminorar, Reutilizar, Reciclar y Reparar.


ESTILOS DE VIDA COLABORATIVOS


No sólo se pueden compartir o permutar riqueza materiales. Muchedumbre con intereses comunes se están juntando para compartir e permutar caudal menos tangibles como tiempo, espacio, habilidades y moneda (ej. préstamos entre particulares). Estos intercambios tienen empleo principalmente a nivel específico o de distrito, donde se comparten espacios para trabajar (Coworking Barcelona ), cultivar (Huertos Compartidos ), la wifi (Fon ) o se presta de monises entre particulares (Comunitae ). A nivel más completo, tenemos inquilinato de habitaciones a viajeros (Airbnb ) o simplemente dejar adormecerse a la masa en tu casa (Couchsurfing )


Presentaciones sobre el Consumo Colaborativo


¿Qué más encontrarás en esta web?


En los artículos os damos ejemplos y noticiero sobre el Consumo Colaborativo (España, Latinoamérica y del resto del mundo) a la vez que exploramos las implicaciones en los modelos de negocios, aspectos sociales, aspectos legales, etc.

Ver este video: Como pedir crédito peculiar dá oi



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *